La NASA ha seleccionado tres compañías –Space X, Blue Origin y Dynetics– para diseñar y desarrollar sistemas de aterrizaje humano (HLS) para el programa Artemis de la agencia, una de los cuales aterrizará la primera mujer y el próximo hombre en la superficie de la Luna para 2024.

Blue Origin, la firma espacial que preside el hombre más rico del mundo y propietario también de Amazon, Jeff Bezos, está desarrollando el vehículo de aterrizaje integrado (ILV), un módulo de aterrizaje de tres etapas para ser lanzado en su propio sistema de cohetes New Glenn y también en el sistema de lanzamiento Vulcan de ULA (United Launch Alliance).

Dynetics, una compañía del holding Leidos, está desarrollando el Sistema de aterrizaje humano Dynetics (DHLS), una estructura única que proporciona las capacidades de ascenso y descenso para ser lanzado en el sistema de lanzamiento Vulcan ULA.

SpaceX, la empresa de Elon Musk, que ya fabrica la cápsula orbital Crew Dragon para la NASA, está desarrollando la nave espacial lunar, un módulo de aterrizaje totalmente integrado que utilizará el cohete Super Heavy de Space X, informa la NASA.

El contrato combinado para el desarrollo de los tres proyectos seleccionados tiene un monto de 967 millones de dólares. Los expertos de la NASA trabajarán estrechamente con los socios comerciales que construyen los nuevos sistemas de aterrizaje humano, aprovechando las décadas de experiencia de los vuelos espaciales humanos y la velocidad del sector comercial para lograr un alunizaje en 2024. Durante los próximos 10 meses, cada compañía refinará su concepto y la NASA decidirá qué módulo de aterrizaje probar primero.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.