El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, afirmó este viernes que el tiroteo ocurrido ayer jueves contra la Embajada de la isla en Washington es un “acto de odio” y consideró que esa acción es “coherente” con la “hostilidad” de la Administración estadounidense contra su país.

“Atentado terrorista a #EmbaCubaUS es acto de odio, coherente con hostilidad de administración estadounidense hacia #Cuba”, sostuvo el mandatario cubano en un mensaje en su cuenta de Twitter.

A ello añadió que “no compartir con país atacado toda la información equivale a tolerancia y revive historia de terrorismo versus #Cuba. (Seguiremos) Serenos y firmes”.

El incidente tuvo lugar en la madrugada del jueves, cuando un hombre identificado posteriormente como Alexander Alazo, ciudadano de 42 años de la localidad de Aubrey (Texas), presuntamente disparó con un rifle de asalto contra la embajada de Cuba en Washington.

Hasta ahora, las autoridades policiales de Washington no han divulgado más información en torno al suceso, que no ocasionó daños al personal de la misión cubana, unos diez funcionarios que se encontraban en ese momento en el recinto diplomático, según reveló el canciller de la isla, Bruno Rodríguez.

El tiroteo sí dejó impactos de bala sobre la fachada del edificio, reabierto como embajada en julio de 2015 tras el restablecimiento de las relaciones entre las dos naciones que habían permanecido sin esos vínculos durante casi 60 años.

En otro tuit publicado hoy, el presidente de Cuba afirmó que “Ni bloqueo (embargo), ni atentados, van a amedrentarnos ni a detener nuestro avance”. EFE

Comments

Comments are closed.