El número de casos de COVID-19 en todo el mundo confirmados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ascendió hoy a 3,17 millones, mientras que los fallecidos sobrepasan los 224.000.

En las últimas 24 horas, se superó el millón de pacientes de todo el mundo, de acuerdo con las cifras de las autoridades sanitarias nacionales, mientras que los pacientes en estado grave o crítico se han reducido sensiblemente, de unos 60.000 a 50.000, representando el 2 % del total en tratamiento.

La OMS reportó el jueves casi 10.000 nuevos fallecimientos diarios en el mundo, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia, y que prácticamente duplicó los números de los 10 días anteriores.

Una anomalía que podría explicarse debido a las estadísticas del Reino Unido, que en los últimos días actualizó su cifra de víctimas mortales con 4.000 nuevos fallecimientos en residencias de ancianos antes no reportados.

Europa se mantiene como la región más afectada, con 1,46 millones de casos y unos 140.000 muertos, seguida por América, con similares números en cuanto a contagios (1,29 millones), pero menos de la mitad de fallecidos (65.000).

En las gráficas de la OMS preocupa la fuerte tendencia ascendente de los nuevos casos en África, pese a ser aparentemente, con 26.000 contagios confirmados, la región por ahora menos afectada. EFE

Comments

Comments are closed.