El presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica de Venezuela (Cifar), Tito López, aseguró que las medicinas para la terapia del Covid-19 están 100% garantizadas en el país. Y al mismo tiempo indicó que la industria se encuentra operativa para mantener los niveles de inventarios adecuados.

El industrial resalta que se mantiene y prioriza la preocupación por el Covid-19, pero asegura que no han descuidado la producción de medicinas dirigidas a enfermedades crónica y agudas, cuya disponibilidad es del 70%, dependiendo del tipo de droga. Destaca además que los inventarios de medicamentos rondan los dos meses y medio a tres.

Sin embargo, López detalla que la disponibilidad de otros fármacos no es la misma que la existente para el coronavirus. Sobre las medicinas hormonales aseguró que hay un desabastecimiento de 80%, debido a que no se producen en el país.

Con los productos para enfermedades catastróficas pasa algo parecido. “Son netamente importados y no hay importación desde antes de la pandemia y menos ahora con la cuarentena”, dijo López en un audio enviado por Cifar a Sumarium.

Agregó que de antibióticos inyectables solo hay un abastecimiento de 45%. Mientras que los anticonvulsivantes tienen un desabastecimiento del 80%.

Caen 40% las ventas de medicamentos

López refiere que después de dos semanas de iniciada la cuarentena, decretada por el gobierno nacional, a propósito del Covid-19, las ventas de medicamentos se redujeron en un 40%.

La razón de la contracción, explica Tito López, es que los venezolanos están dirigiendo sus recursos fundamentalmente a la compra de alimentos, cuya tendencia crecerá en los próximos días. Precisa que la lógica de la caída es simple, “el bolsillo del venezolano está mermado y la gente se está yendo a los alimentos”.

El presidente de Cifar detalla que para mantener operativas lsa plantas han desarrollado labores claves, y la más compleja, dice el industrial, es la que tiene que ver con el abastecimiento de combustibles.

“El problema de gasolina le ha pegado mucho al sector, sobre todo en la distribución de medicamentos a las 4.750 farmacias que hay en el país y a las droguerías, además necesitamos movilizar al personal”, comenta el gremialista.

López detalla que 10% del parque automotor de la industria funciona a diésel y el 90 % a gasolina.

“El sector se encuentra en una labor titánica para seguir produciendo. También sabemos que el gobierno central ha hecho sus esfuerzos, así como las autoridades competentes en lo que respecta a gasolina”, reconoce López, y explica que la preocupación es grande, toda vez que se trata de la movilidad el personal desde sus casas a los puestos de empleo y viceversa.

“No hemos despedido personal”

López refiere que en el sector no se han realizados despidos ni mermas de salarios y ni de bonificaciones. “Mantenemos intacto el pago del contrato colectivo  y todos los beneficios a los trabajadores. Esto ha sido revisado. Y más bien siempre hemos apoyado a los trabajadores”, apuntó el industrial.

Comments

Comments are closed.