El ministro de Defensa de Israel, Naftali Bennett, ha afirmado este martes que el Gobierno del país trabaja para “expulsar” a Irán de Siria y ha recalcado que “no parará”, en un aparente reconocimiento de la responsabilidad israelí en los últimos bombardeos contra milicias progubernamentales en el país árabe.

“Hemos pasado de bloquear el atrincheramiento de Irán en Siria a forzarles fuera de allí, y no pararemos“, ha dicho Bennett en un comunicado, en el que ha resaltado que Israel “no permitirá que crezcan más amenazas extranjeras al otro lado de la frontera sin tomar medidas”.

“Seguiremos llevando la lucha al territorio del enemigo”, ha sostenido, apenas un día después de la muerte de unos bombardeos contra una base aérea en los alrededores de la capital siria, Damasco, en los que murieron tres civiles y cuatro milicianos respaldados por Teherán, que apoya al presidente de Siria, Bashar al Assad.

Asimismo, ha destacado que “aún no se ha llegado al punto en el que los enemigos de Israel aceptan la existencia del Estado judío en la Tierra de Israel”, según ha informado el diario ‘The Times of Israel’.

No garantiza que sea “durante nuestra generación”

“Desafortunadamente, no puedo prometer que esto vaya a pasar durante nuestra generación. Incluso ahora, el régimen iraní y sus subsidiarios están trabajando en un esfuerzo para dañar al Estado de Israel y a sus ciudadanos”, ha remachado en su comunicado,

Bennett, que no se ha pronunciado directamente sobre estos ataques, había dicho el domingo en una entrevista a la emisora 103FM que los oyentes “debían mantener abiertos los oídos” de cara a nuevas noticias sobre las operaciones israelíes en Siria.

El comunicado de Bennett ha sido publicado en una jornada en la que el país celebra el Día del Recuerdo por los soldados caídos en combate y las víctimas del terrorismo.

Israel ha llevado a cabo operaciones aéreas contra el país árabe argumentando que actúa para evitar el establecimiento de bases iraníes en el país y el envío de armas a Hezbolá por parte de Irán, que también respalda al Gobierno sirio.

Así, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) advirtieron a principios de abril al Ejército de Siria y Hezbolá con un vídeo en el que se ve a un comandante sirio visitar posiciones del partido-milicia cerca de la frontera en los Altos del Golán.

“Miren de cerca. ¿Ven al hombre con el pelo blanco? Es el jefe del 1ª Cuerpo de las Fuerzas Armadas, Luau Alí Ahmad Assad. Está visitando posiciones de Hezbolá en Siria”, dijeron en Twitter. “Nuestro mensaje: Os vemos. Consideren esto como una advertencia. No permitiremos que Hezbolá se atrinchere militarmente en Siria”, agregaron.

El ‘número dos’ de Hezbolá, Naim Qasem, destacó posteriormente que está “siempre” preparado para una guerra con Israel, en medio del incremento de las tensiones debido al papel del grupo en Siria.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.