Facebook ha acusado a la empresa de ciberseguridad israelí NSO Group de infectar una red de servidores de Estados Unidos para hackear cientos de ‘smartphones’ y espiarlos a través de su servicio de mensajería WhatsApp.

La acusación forma parte de una denuncia interpuesta por la compañía estadounidense el pasado año, en la que afirma que NSO Group usó WhatsApp -propiedad de Facebook- para acceder a los teléfonos móviles, como recoge Bloomberg.

En concreto, la acusa de haber usado un proceso de ingeniería inversa en WhatsApp mediante un programa no autorizado para acceder a los servidores del servicio de mensajería y dirigir su software espía a unos 1.400 objetivos.

En un expediente publicado el jueves de la semana pasada en un juzgado federal de Oakland (California), Facebook defiende que el grupo israelí ha usado una red de servidores remotos de California para ‘hackear’ teléfonos pertenecientes a abogados, periodistas, activistas y funcionarios.

La empresa israelí es conocida por su software espía, Pegasus, con el que puede acceder a recursos del teléfono móvil como la ubicación, la cámara o el micrófono así como grabar de forma inadvertida conversaciones telefónicas, ’emails’ y mensajes de texto.

NSO Group ha defendido que su actividad se centra en proveer de apoyo técnico y asistencia a sus clientes, y que no tiene ningún papel en el empleo del software espía. Asimismo, ha indicado que no tiene oficinas ni empleados en Estados Unidos, y que el juzgado de Oakland no tiene competencia para este caso.

En su denuncia, Facebook ha incluido una posible oficina vinculada a NSO Group en Los Ángeles, desde la que indica que pudo haber realizado los ciberataques.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.