El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha expresado su apoyo a una frase homófoba que lanzó recientemente el director de Asuntos Religiosos (Diyanet), Alí Erbas, después de que este levantara la polémica por señalar la homosexualidad y las relaciones sexuales entre adultos solteros como la “causa” de algunas enfermedades.

“El Diyanet es una institución estatal. Como saben, su director ha hecho unas declaraciones. Con esas declaraciones ha cumplido con su trabajo de acuerdo con su fe y su educación. Lo que ha dicho es totalmente correcto“, ha aseverado tras una reunión de su Gabinete.

Las controvertidas palabras de Erbas sobre la sexualidad y las relaciones sexuales fueron pronunciadas el viernes durante un sermón, según informaciones del diario local ‘Hurriyet’.

“Para el islam el adulterio es una de las principales prohibiciones. El islam maldice la homosexualidad“, ha destacado Erbas, que ha hecho alusión a la historia del Corán sobre el pueblo del profeta Lot, condenado al castigo debido a la homosexualidad.

“Luchemos juntos”

Así, ha manifestado que “miles de personas se exponen cada año al VIH debido a estas prácticas“. “Luchemos juntos para proteger a la gente de este mal”, ha afirmado.

Junto con varias organizaciones no gubernamentales, el Colegio de Abogados de Ankara ha criticado a Erbas y lo ha acusado de incitar al odio y la animosidad. El fiscal general de Ankara lanzó el 27 de abril una investigación contra el Colegio de Abogados de Ankara por “insultar los valores religiosos adoptados por la gente”, mientras que varios altos cargos acusan a la organización de “insultar al islam”.

Erdogan, por su parte, también ha condenado la postura de los abogados y ha insistido en que carecen de autoridad alguna para emitir un comunicado sobre asuntos religiosos.

“El tono utilizado contra la postura del Diyanet se ha convertido en una campaña deliberada contra el islam. Cualquier ataque contra el director de Asuntos Religiosos es una ataque contra el Estado”, ha manifestado.

En el texto, el Colegio de Abogados acusaba a Ebras de “recibir un salario a cambio de ignorar los abusos contra menores y tratar de legitimar mediante la región la misoginia”. Además, ha asegurado que “si sigue en el cargo dando este tipo de discursos, (…) nadie debería sorprenderse si la próxima vez invita a la gente a quemar mujeres en plazas“.

El portavoz de la Presidencia, Ibrahim Kalin, ha trasladado a Erbas que “no está solo”, mientras que el ministro de Justicia, Abdulhamit Gul, ha condenado las palabras del Colegio de Abogados.

“Creo que lo que quieren señalar no encaja con una institución asentada legalmente. Lo condeno”, ha añadido. A él se han sumado otros ministros del Gobierno y miembros del gubernamental partido Justicia y Desarrollo (AKP).

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.