El ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, sugirió este martes que, si el presidente de la AN y reconocido (E) de la República por más de 50 países, Juan Guaidó, gobernara el país, el impacto que el coronavirus ha tenido en la nación caribeña habría sido mayor.

“Imaginemos que en 2019 el golpe de la derecha hubiese triunfado”, ha planteado en Twitter. Entonces, habría “un gobierno que subestima la pandemia –aliado de Trump, Bolsonaro y Duque–, expulsa a los médicos cubanos, elimina los CLAP y Barrio Adentro (programas de ayuda social), rechaza la ayuda de China, Rusia y la Organización Mundial de la Salud (OMS), privatiza los Centros de Diagnóstico Integral (CDI) y cobra por el test”,  sostuvo.

Además, se refirió a la conversación telefónica que Guaidó y el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, mantuvieron el lunes, en la cual reafirmaron su compromiso con el Marco para la Transición Democrática en Venezuela que ha propuesto la Casa Blanca y que implica que tanto el líder opositor como el presidente venezolano, Nicolás Maduro, se aparten para dar paso a un gobierno interino de unidad nacional que guíe al país a elecciones “libres”.

“Hoy Estados Unidos alcanza el millón de casos de COVID-19 y más de 56.000 fallecidos. Secretario Pompeo, ocúpense de su grave crisis humanitaria y deje de inmiscuirse e interferir en asuntos internos de Venezuela”, señaló.

Venezuela, con 329 casos y diez muertos, ha declarado una “cuarentena social” y ha pedido ayuda a la comunidad internacional para combatir al coronavirus, algo que Maduro ha justificado por el daño provocado por las sanciones de Estados Unidos.

Guaidó, por su parte, ha alertado de que las cifras reales serían mucho mayores y ha apelado igualmente a la solidaridad internacional, esgrimiendo que la crisis humanitaria que arrastra desde hace años hace que Venezuela sea especialmente vulnerable a la pandemia.

 

Con información de agencias

Comments

Comments are closed.