Estados Unidos anunció este lunes nuevas restricciones para impedir que China, Rusia y Venezuela adquieran tecnología estadounidense “bajo supuestos usos civiles” pero que en realidad pueda ser empleada con fines militares.

“Es importante considerar las ramificaciones de hacer negocios con países que tienen un historial de desviar bienes comprados a empresas estadounidenses para usos militares”, dijo el secretario de Comercio, Wilbur Ross, en un comunicado.

Ross denunció que “ciertas entidades de China, Rusa y Venezuela han intentado circunvalar los controles de exportaciones de Estados Unidos y socavar los intereses estadounidenses en general”. “Por eso, permaneceremos vigilantes para garantizar que la tecnología estadounidense no caiga en las manos equivocadas”, declaró.

Este último paso se enmarca en la campaña de sanciones contra Rusia y Venezuela y en la guerra comercial con China.

Con información de agencias

Comments

Comments are closed.