Se cumple hoy medio mes desde la última aparición pública del dictador norcoreano, Kim Jong Un, en medio de versiones contradictores sobre su estado de salud.

Kim, que se cree tiene 36 años, obeso, gran fumador y con viejos problemas de salud, según distintas fuentes, está siendo objeto de numerosas noticias y múltiples rumores que incluso lo han llegado a dar por muerto, con poca certeza sobre su verdadero estado de salud.

La última aparición pública del dictador norcoreano fue el 11 de abril, cuando presidió una reunión del buró político del Partido de los Trabajadores, de la que dio cuenta la propaganda norcoreana al día siguiente.

La incógnita sobre su estado de salud está alimentada por las sospechas de que pudo haber sido operado quirúrgicamente recientemente, con complicaciones posteriores de salud, en medio de la oscuridad informativa que rige en el país del norte.

La agencia oficial norcoreana KCNA, que acostumbra a cubrir con mucho esmero las actividades del dictador de ese país, está reproduciendo estos días mensajes que supuestamente ha enviado o recibido de políticos de otros países.

La radio estatal también señaló hoy que este domingo Kim había enviado sus felicitaciones a unos trabajadores de la ciudad de Samijiyon, sin mayores detalles y sin que se oyera su voz.

De Kim no se ha publicado ninguna foto desde hace medio mes, ya sea visitando instalaciones civiles o militares, o supervisando ensayos balísticos o artilleros, a los que suele asistir para dirigir las operaciones, según la propaganda oficial.

De hecho, estuvo ausente en la prueba más reciente, el 14 de abril pasado, cuando Corea del Norte lanzó varios misiles de crucero antibuque a aguas del Mar de Japón (Mar del Este para las dos Coreas).

También se ausentó el 15 de abril en una fiesta norcoreana, el Día del Sol, cuando se celebra el nacimiento del fundador del país y abuelo del actual dictador, Kim Il-sung (1912-1994), lo que siguió alimentando las sospechas.

No es la primera vez que desaparece de la vista pública Kim. En 2014 estuvo ausente de los focos durante 40 días y reapareció cojeando a raíz de lo que los servicios de inteligencia surcoreanos creen que derivó de una operación en un tobillo.

“En grave peligro”

El portal informativo especializado en Corea del Norte 38 North difundió en las últimas horas unas fotografías de satélite tomadas entre el 21 y 23 de abril que muestran el tren que suele usar Kim estacionado en un campamento de la localidad de Wonsan.

La estación en la que está el tren, según 38 North, no es de uso público, sino que está reservada solo para el dictador norcoreano.

Las dudas sobre el estado de salud de Kim se agudizaron cuando la cadena estadounidense CNN informó el 21 de abril de que, según fuentes no identificadas, Kim estaba en “grave peligro” después de una operación quirúrgica.

Ese mismo día, el presidente estadounidense, Donald Trump, calificó estas noticias de la CNN como “falsas”.

Sin embargo, el viernes, el ministro de Defensa de Corea del Sur, Jeong Kyeong Doo, alertó que se detectó un “inusual” aumento de la actividad aérea militar por parte de Corea del Norte.

“Corea del Norte ha estado llevando a cabo un inusual incremento de sus actividades militares, especialmente en lo referente a su capacidad de combate, su artillería y sus aeronaves”, aseveró.

“Creo que esa noticia es incorrecta (…). El artículo que fue hecho por una cadena -dijo Trump sin citar a la CNN- fue incorrecto. Me han dicho que usaron documentos falsos“.

Pero las conjeturas han seguido desde entonces, inclusive con medios poco fiables y fuentes oscuras que lo dan ya por muerto, como un portal de Hong Kong, o que está en “estado vegetativo”, como asegura un semanario amarillista japonés.

Asimismo, el portal el portal de noticias estadounidense TMZ, dedicado a cubrir noticias de farándula, reportó el sábado que una alta ejecutiva de un canal de noticias basado en Hong Kong, quien al parecer sería la sobrina del canciller de China, dijo en su cuenta de la red social Weibo que el dictador norcoreano murió, citando una “muy sólida fuente”.

Sin embargo, el mismo medio, que sostiene que diversas fuentes le sugieren que Kim está muerto, publicó este domingo que un asesor de política exterior de Corea del Sur cuestionó rotundamente varios informes de que la condición del dictador norcoreano varía de grave a fatal. Kim Jong Un está “vivo y bien”, según este funcionario.

Pero “el jet personal de Kim se ha mantenido en una pista por mucho más tiempo de lo normal”, agregó TMZ.

Las conjeturas no solo mencionan el estado de salud del dictador norcoreano, sino que se extienden a la posibilidad de que en las próximas horas Corea del Norte realice una nueva prueba balística, según asegura el periódico surcoreano Dong-A Ilbo.

De realizarse, puede ser la ocasión en la que posiblemente aparezca Kim para demostrar que está vivo y cerrar así la nueva ronda de versiones contradictorias acerca de su estado de salud.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.