El regreso de las colas, el bachaqueo y la profundización de la escasez es lo que generará en Venezuela en los próximos días el repetitivo control de precios anunciado por el madurismo este viernes.

La vicepresidenta Ejecutiva del madurismo, Delcy Rodríguez, informó la ocupación temporal por 180 días al Consorcio Oleaginoso Coposa en el estado Portuguesa y el mecanismo de venta supervisada en las empresas: Alimentos Polar, Empresa Plumrose y Matedero de Turmero.

“Ocupación temporal y venta supervisada en empresas de alimentos….. por especulación. ¿Qué puede salir mal? ¿Cómo pueden pensar que eso es la solución? Los venezolanos sabemos muy bien que generan ese tipo de acciones”, señaló el economista Luis Oliveros.

El director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, consideró que los controles de precios siempre terminan en escasez, mercados negros, revendedores (bachaqueros), colas, y bajo estas condiciones en la “destrucción del poco sector privado” que queda de pie.

“Ya no hay subsidios. Los privados importan con sus propios dólares. Si no pueden garantizar la reposición por controles absurdos, se para la importación. Al acabarse el inventario, no hay producto. El proceso se para. Para allá vamos si los controles vuelven”, agregó.

“¿Por qué mejoró el abastecimiento en los últimos meses? Los privados importaban o producían, garantizaban la reposición de inventarios vía ajuste de precios. Si usted no puede recuperar inversión, simplemente no va a producir o importar. Imagínense lo que viene”, sumó.

En este sentido, el director de Econometrica, Henkel García, coincidió que con estas medidas que no funcionaron en años anteriores, volverá la escasez y las colas para comprar esos rubros controlados.

“Vuelven los controles de precios y hay que mencionar que muchos hablaban de “especulación” en estos últimos días. Ahora volverá la escasez y las colas para comprar esos rubros controlados. Colas en pandemia”, aseveró.

Comments

Comments are closed.