Al incrementarse la presión del gobierno del presidente estadounidense Donald Trump sobre Nicolás Maduro, el mandatario venezolano ha recurrido a Irán para que lo ayude a reactivar una añeja refinería a fin de evitar que el país sudamericano, dueño de las mayores reservas petroleras del mundo, se quede sin gasolina, informaron fuentes a The Associated Press.

El segundo vuelo de la aerolínea iraní Mahan Air llegó el jueves a una localidad del oeste de Venezuela para entregar componentes químicos fundamentales en la producción de gasolina, informaron a la AP dos personas de la industria petrolera con conocimiento de las operaciones. Ambas hablaron sobre el plan de rescate a condición de guardar el anonimato debido a que carecen de autorización para tocar el tema.

Una de las fuentes dijo que se anticipa la llegada de 14 vuelos adicionales en los próximos días, algunos de ellos con técnicos iraníes. El sitio web FlightRadar24, que rastrea vuelos internacionales, mostró las rutas de los aviones.

Incluso ante las restricciones de desplazamiento por la cuarentena para reducir la propagación del coronavirus, en las últimas semanas los conductores han tenido que hacer filas durante varios días en las gasolinerías. Las demoras incluso se percibieron en la capital Caracas, que durante mucho tiempo permaneció inmune a este tipo de esperas.

Los vuelos de Irán a Venezuela son inusuales, y aquellos que aterrizaron el miércoles y el jueves en un aeropuerto en el estado Falcón lo hicieron en medio de una estricta prohibición al tránsito aéreo impuesta por Maduro debido a la pandemia. El aeropuerto se ubica cerca del Centro de Refinación Paraguaná, uno de los más grandes del mundo.

Los gobiernos de Venezuela e Irán, ambos antagonistas de Estados Unidos, han recibido duras sanciones de Washington, que desea poner fin a lo que llama regímenes represores.

Campaña de “maxima presión”

El gobierno de Trump ha encabezado recientemente una campaña de “maxima presión” con el fin de derrocar a Maduro, al tiempo que considera que el líder opositor Juan Guaidó es el mandatario legítimo del país. Estados Unidos y una coalición de cerca de 60 naciones afirman que Maduro se aferró al poder luego de su reelección en 2018 que, según aseguran sus críticos, fue fraudulenta debido a que se prohibió la participación de opositores.

El ministerio de Comunicaciones de Venezuela no respondió de inmediato a un correo electrónico de la AP para solicitarle sus comentarios.

Estados Unidos sancionó a Mahan Air en 2011 por su labor en el traslado de combatientes de la Fuerzas Quds de la Guardia Revolucionaria, así como a miembros del Hezbollah, a Siria para respaldar al asediado presidente Bashar Assad.

Desde que comenzó la pandemia del coronavirus, Mahan Air mantuvo sus vuelos de pasajeros a China mientras que otras aerolíneas internacionales cancelaron sus servicios, según el Departamento de Estado y FlightRadar24. Los expertos creen que esto le brinda divisas a la teocracia chií de Irán mientras enfrenta una campaña de sanciones estadounidenses contra la industria petrolera, crucial para el país. Irán y Mahan Air han negado que esos vuelos se hayan realizado.

Por sí mismo, Irán no produce los suficientes catalizadores para cubrir su propia demanda, dijo Mohammad Rezaei, director de investigación y tecnología para la Compañía de Refinamiento y Distribución Petrolera Nacional de Irán. En enero pasado, la agencia noticiosa SHANA citó al ministro del Petroleo de Irán en un informe en el que indicaba que la producción local de catalizadores no podía abastecer a las nueve refinerías activas en el país.

Posiblemente Irán recibe el resto de sus catalizadores de China, que ha mantenido relaciones comerciales con Teherán a pesar de las sanciones estadounidenses.

Ni Mahan ni la misión de Irán en las Naciones Unidas respondieron de inmediato a solicitudes de comentarios sobre los vuelos a Venezuela.

AP.

Comments

Comments are closed.