Google ha introducido una nueva plataforma inteligente en sus centros de datos que elige realizar las tareas de computación que requieren más energía en los momentos del día en que las energías de origen renovable, como la eólica o la solar sean más abundantes.

Esta nueva plataforma de Google es la primera de su clase diseñada para centros de datos de hiperescala, y ya se emplea en los centros de datos que proporcionan servicios como el Buscador y el Traductor de Google, Maps y YouTube, como ha informado la compañía estadounidense en un comunicado.

La herramienta de Google utiliza de forma diaria datos de predicciones para el día siguiente proporcionados por la plataforma Tomorrow, que predice cómo cambiará cada hora la intensidad de la corriente en relación a su procedencia de fuentes renovables y las emisiones de carbono resultantes.

Asimismo, la plataforma utiliza una predicción adicional que estima la cantidad de energía que necesitará el centro de datos para funcionar durante cada hora, datos paralelos a los de la producción energética.

Posteriormente, estos datos son alineados, de forma que los centros de datos lleven a cabo las tareas de computación más exigentes y con mayor consumo energético a las horas del día en que la producción de energías renovables sea más alta.

Estos mecanismos “ayudan a reducir la huella de carbono” de los centros de datos, según Google, y acercan a la compañía estadounidense a conseguir utilizar una energía libre de combustibles fósiles durante las 24 horas del día.

Google trabaja para que su plataforma inteligente sea capaz, además de cambiar la hora de día a la que se realizan las tareas de computación, también de desplazar las tareas flexibles a otros centros de datos para reducir las emisiones de CO2 al máximo.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.