La pandemia del coronavirus ha sacudido a todo el mundo, con un número importante de países en cuarentena buscando bajar su curva de contagios, y Venezuela no es la excepción. Es por ello que un grupo de especialistas está buscando ayudar a los venezolanos a superar esta situación.

Si bien hay psicólogos que apuntan que los venezolanos han atravesado “situaciones difíciles” que han desafiado su resistencia, ya son 37 días de la cuarentena social ordenada por el gobierno en disputa de Nicolás Maduro, tras la aparición de los primeros casos de coronavirus.

“Lo que estamos percibiendo en la consulta es que esta pandemia de COVID-19 ha generado una pandemia emocional. Ha generado una pandemia y un recrudecimiento de los trastornos mentales en general y de la afectación de la salud mental”, señala a la Voz de América, Wilfredo Pérez Delgado, psiquiatra y presidente de Sociedad Venezolana de Psiquiatría.

La opción de esta sociedad para ayudar a los pacientes fue seguir el contacto a distancia. Pérez comenta a la VOA que lanzaron su línea de atención gratuita, a la que llamaron “Sí podemos sanar”, el pasado 27 de marzo.

“Consiste en brindar una ayuda psicoemocional a pacientes que están pasando por un proceso emocional o conductual, o que de alguna manera tengan algún tipo de alteraciones de salud mental. Y se le brinda las herramientas necesarias para que la persona pueda recibir ayuda”, indica el médico

La iniciativa cuenta con un grupo de especialistas, miembros de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría, y unos colaboradores, psiquiatras también, que hacen guardia en grupo de tres o cuatro, de lunes a viernes, dependiendo de los casos.

Pérez, desde su número personal, recolecta algunos datos como: nombre, edad, resumen del caso y número telefónico.

“Con esos datos, los remito al especialista que esté de guardia, y el especialista contacta a la persona ya sea vía WhatsApp, bien sea mensaje de texto, o bien sea llamada telefónica. Dependiendo lo que para el paciente sea más práctico y más factible. Hay personas que tienen teléfono inteligente, otros que no lo tienen. Otros que prefieren que los llamen a su línea telefónica local. Uno hace el acercamiento con el paciente de la mejor manera”.

Detalla que los casos son divididos en tres categorías: casos leves, moderados y casos graves. En los dos primeros casos, se le dan las herramientas necesarias y se invita a que en algún momento retomen la consulta presencial. En los casos graves tratan de canalizar con familiares o algún organismo público o privado para que puedan buscar ayuda.

En menos de un mes ya han atendido aproximadamente 300 personas y, afirma el doctor, “los rangos de edad van desde 14 hasta los 90 años”. “Hay un rango bien amplio de edad, pero el promedio aproximado está entre los 20 y los 50 años” agrega, señalando que en su mayoría, son mujeres.

Revela que entre los trastornos que más han tratado están: depresión, ansiedad, estrés postraumático, y el consumo de sustancias nocivas, como alcohol o drogas.

“El tabú (de ir a un psiquiatra o psicólogo) ha ido perdiendo valor y hoy en día la gente está muy sensibilizada a buscar ayuda, sobre todo en estos momentos de crisis (…) Gente que nunca había ido a un psiquiatra o un psicólogo, está solicitando la ayuda por vía telefónica”, indica el doctor.

Además de la receptividad de los pacientes, Pérez también asegura que sus colegas “están muy contentos de poder colaborar”.

“El sentido de colaboración, de solidaridad, de empatía y de ayuda, está presente ahorita por lo menos en los psiquiatras. Yo puedo hablar por mis colegas y defender mi gremio porque de verdad que he encontrado una alta sensibilización a la ayuda hacia los demás”, señala el especialista.

Pérez no duda en señalar que desde la sociedad están dispuestos a hacer alianzas, ya sea con el sector privado o público, para ayudar a más venezolanos en esta situación.

Esta no sería la única iniciativa de este tipo. La Federación de Psicólogos de Venezuela también cuenta con una línea telefónica de primeros auxilios psicológicos e intervención en crisis.

Por su parte, tanto el gobierno encargado como el gobierno en disputa, han creado líneas de ayuda en medio de la pandemia, pero más enfocadas en la detección del virus, y no tanto en la salud mental.

En el caso de la presidencia interina de Juan Guaidó, crearon un “servicio de Teleconsultas”, a través de una página web y un chatbot de Whatsapp. Por su parte, el gobierno en disputa creó una encuesta a través de su ‘Sistema Patria’ para la detección de posibles casos positivos del virus.

VOA

Comments

Comments are closed.