Los aliados tanto de Nicolás Maduro como del líder opositor y reconocido como (E) de la República, Juan Guaidó, han comenzado en secreto conversaciones exploratorias a medida que crecen las preocupaciones sobre el posible impacto del coronavirus, según dijeron fuentes de ambos lados a Reuters.

Las discusiones surgieron de las preocupaciones sobre COVID-19, la hiperinflación y la creciente escasez de combustible, así como la angustia entre algunos miembros del PSUV sobre cómo garantizar su supervivencia política ante un posible cambio de gobierno a medida que Washington endurece las sanciones.

Los contactos, que se han producido entre algunos miembros del grupo más cercano a Maduro y piezas clave en los principales partidos políticos opositores, surgen por la preocupación de las partes conforme crecen los contagios y se agudiza la escasez de combustible y la hiperinflación en el país.

También por la búsqueda de supervivencia de un sector oficialista, dijeron las fuentes.

“Hay dos extremos. Maduro y quienes creen que con el virus van a acabar con el liderazgo de Guaidó y los que del otro lado esperan que esta crisis logrará tumbar a Maduro”, apuntó un diputado opositor a favor de las negociaciones. “Creo que hay que buscar soluciones”, dijo.

Reuters no pudo determinar cuándo comenzaron las conversaciones, dónde o cómo se están llevando a cabo, y cómo Maduro y Guaido las ven. Siete fuentes, que representan a ambos lados de la profunda división política de Venezuela, confirmaron el acercamiento.

“No hay negociación, sí hay acercamientos (…) Hay factores clave dentro del oficialismo que quieren negociar para salvarse ellos”, aclaró un diputado opositor.

Una fuente vinculada al madurismo reconoció que las conversaciones continuaban. “Hay propuestas que van y vienen” entre los aliados de Maduro y los miembros de los cuatro principales partidos de oposición, sumó.

“Hay enfoques”, dijo un diputado de la oposición que conoce las discusiones. “Hay elementos clave en el gobierno que quieren negociar su salvación”.

Guaidó, que controla cuentas de Venezuela en el extranjero, busca entregar 20 millones de dólares a la Organización Panamericana de la Salud para el envío de insumos al país, pero según tres fuentes, el gobierno de Maduro bloquea la operación con Naciones Unidas, que sí reconoce su mandato.

Comments

Comments are closed.