Transportistas del oeste de Caracas se ven limitados por la falta de combustible, y por la cuarentena decretada por el gobierno de Nicolás Maduro.

José David Pérez, chofer de 35 años de edad, relató para El Nacional que “a las 7:00 am sale el primer carro. Como la gente no trabaja y los niños no estudian, no salen tan temprano. Trabajamos hasta las 3:00 pm esperando pasajeros, pero después de la 1:00 pm es muerto, ya no hay casi gente”.

Sin embargo, ahora se le une la escasez de gasolina para poder surtir las unidades.

“El conductor con el que trabajaba dejó de prestar servicio porque no consigue gasolina o se la quieren vender en dólares”, así lo manifestó David Hernández, colector de 46 años de edad.

Esto ha hecho que una gran mayoría de unidades se paralicen por la falta de combustible, mientras que otros choferes acuden a las colas para poder surtir sus vehículos.

“Hace dos semanas hizo la cola toda la noche, pasó toda la mañana y solo le llenaron 30 litros. ¿Qué iba a hacer con eso? Así no pueden trabajar”, recalcó Hernández.

A su vez, Ramón Antonio Jáuregui, de 62 años de edad indicó que “hay que pagarle al bombero y al guardia entre 200.000 y 300.000 bolívares para llenar 70 litros de gasoil. Además, perdemos al menos tres horas en colas”.

“La gasolina quieren cobrarla en dólares y el gasoil, que está en 0,48 bolívares, lo tienes que pagar 200.000 bolívares. ¿Para dónde va eso? ¿Quién se queda con ese dinero? Nosotros tenemos que pagarlo por obligación porque si no nada más nos llenan la mitad del tanque”, insistió.

Comments

Comments are closed.