El fiscal general de Misuri, Eric Schmitt, ha presentado este martes una demanda contra el Gobierno chino, el Partido Comunista y otros funcionarios e instituciones públicas del país por “suprimir información sobre el coronavirus, negar su naturaleza contagiosa y arrestar a las personas” que denunciaban estos hechos.

“El Gobierno chino mintió al mundo sobre el peligro y la naturaleza contagiosa del covid-19, silenció a los denunciantes e hizo poco para detener la propagación de la enfermedad”, ha indicado Schmitt en un comunicado, en el que asegura que China “debe responsabilizarse de sus acciones”.

Aunque el fiscal general de Misuri ha puntualizado que el coronavirus “ha causado daños irreparables a países de todo el mundo, enfermedades, muertes, trastornos económicos y sufrimiento humano”, se ha centrado en el impacto que la enfermedad ha tenido en el estado estadounidense, y ha valorado que es “muy real”.

“Miles han sido infectados y muchos han muerto, las familias han sido separadas de sus seres queridos moribundos, las pequeñas empresas están cerrando sus puertas y los que viven de un sueldo de otro están luchando por llevar comida a su hogar”, ha alegado.

En este contexto, el texto señala el número “sin precedentes” de solicitudes de desempleo, el impacto en el número de parados de Misuri y el impacto en el presupuesto del estado. Del lado humano, destaca, entre otras cosas, que los ciudadanos mayores de Misuri están “atrapados en residencias, lejos de sus seres queridos”.

China “engañó a las personas”

Además, en la demanda, Schmitt ha acusado a las autoridades chinas de “engañar a las personas, suprimir información crucial y negar la transmisión del covid-19 de persona a persona“.

“Frente a la creciente evidencia, destruyó investigaciones médicas críticas, permitió que millones de personas estuvieran expuestas al virus e, incluso, acumuló equipos de protección personal, lo que provocó una pandemia global que era innecesaria y prevenible”, continúa el texto.

De acuerdo con la demanda, a finales de diciembre, los funcionarios de salud chinos tenían pruebas “serias” de la transmisión de persona a persona del virus.

“A pesar de esta evidencia de transmisión de persona a persona, los funcionarios de salud chinos no informaron del brote a la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta el 31 de diciembre. Cuando las autoridades informaron, negaron la transmisión de persona a persona”, ha criticado el fiscal general de Misuri.

La demanda también alega que, pese a tener conocimiento de la enfermedad, las autoridades chinas “hicieron poco” para contener la propagación, citando los viajes de los ciudadanos de Wuhan para celebrar el Año Nuevo.

Schmitt pide sanciones civiles por los cargos de molestia pública, actividades anormalmente peligrosas, daños punitivos y dos cargos por incumplimiento del deber.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que la nación norteamericana “no está feliz” con China y ha afirmado que quiere enviar expertos al país para investigar cómo surgió el covid-19. También ha criticado el papel que la OMS jugó en los inicios del brote y ha decidido suspender la financiación de Estados Unidos al organismo.

Además, en Misuri se han registrado manifestaciones contra las órdenes de confinamiento adoptadas para frenar la propagación del coronavirus.

Según el Departamento de Salud de Misuri, en el estado se han confirmado 5.941 casos de coronavirus y 189 muertes. Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia del covid-19, con más de 823.000 casos positivos confirmados y casi 45.000 muertos.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.