El economista José Toro Hardy señaló este martes que nunca había ocurrido que los precios del petróleo en vez de caer, pasaran a negativo.

“El precio del petróleo en negativo significa que toda persona que tenga un contrato para recibir petróleo, no lo puede aceptar, porque sus clientes desaparecieron en medio del coronavirus”, indicó.

Asimismo, acotó que el impacto económico global del coronavirus puede provocar “el quiebre de las empresas, la pérdidas de los ahorros y esto pudiera obligar a reabrir la economía y aumentarían los contagios”.

“Los primeros perjudicados frente a la caída de los precios del petróleo son los países productores de petróleo. En América Latina, países como Brasil, Colombia y sobretodo, Venezuela, porque somos totalmente dependientes del petróleo”, dijo.

A su juicio, “el mercado petrolero se va a empezar a reactivar una vez que se reabran las economías”, pero en este momento, “lo que vamos a ver es que los productores de petróleo a precio alto van a desaparecer del mercado”.

“Es muy difícil que el precio del petróleo pueda volver a llegar al precio de 100 dólares”, sostuvo durante una entrevista ofrecida a la periodista Shirley Varnagy en Onda.

Comments

Comments are closed.