Un número cercano a los 400 establecimientos industriales  dejaron de operar durante 2019, según se concluye de los resultados arrojados por la Encuesta de Coyuntura Industrial de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), correspondiente al último trimestre del pasado año.

La información fue suministrada por Adán Celis, Presidente de Conindustria, quien además indicó que factores como la baja demanda de los productos -en razón del poco poder de compra de los consumidores-, la falta de financiamiento bancario, la voracidad tributaria, la competencia, en condiciones no equitativas, con los productos importados (un 86% manifestó estar afectado por esta medida), así como la incertidumbre en el escenario económico y político, impactaron fuertemente la producción, forzando el cese de operaciones de diversas industrias en todo el país.

El sector privado es el mejor pagador

Los ingresos que devenga un trabajador obrero, dentro del sector manufacturero venezolano, son muy superiores al salario mínimo. La industria paga en promedio a sus colaboradores es de $45 mensuales, lo que pudiera haber incidido positivamente en la disminución de 50% de la “fuga de talentos”.

Inversiones y ventas:

En lo correspondiente a inversiones, el 64% de los consultados manifestaron que sus inversiones, tanto del periodo señalado como en el 2020, estarían enfocadas más a  las operativas (equipos, sistemas, mantenimiento) e inventarios.  Sin embargo, en lo que corresponde al sector de la PyME, 50% de los encuestados manifestaron no haber realizado inversiones de algún tipo.

Un dato a destacar lo constituye el hecho de que un 70% de los participantes en este estudio, manifestó disminución en sus ventas, siendo la Pyme la más afectada. Ello no obstante que el periodo evaluado es, tradicionalmente,  en el cual el sector industrial reporta mayores ingresos, por razones estacionales (octubre-diciembre).

Productividad

La coyuntura económica sigue causando estragos en el sector manufacturero venezolano. Un 71% reportó una dramática caída en el nivel de producción de sus empresas. A la fecha, la capacidad instalada no excede el 21%, siendo el más bajo de la región, como resultado directo de las deficientes políticas económicas aplicadas en Venezuela, por más de 20 años

Es importante destacar que la muestra de esta encuesta, se recogió en febrero 2020 y abarcó el periodo octubre-diciembre de 2019.ría

Comments

Comments are closed.