El petróleo intermedio de Texas (WTI) protagonizó este lunes un desplome histórico del 305 % y por primera vez desde que hay estadísticas entró en valores negativos, pues el valor del barril estadounidense quedó en -37,63 dólares el barril, con los comerciantes muy preocupados por una caída en la demanda del petróleo debido a la pandemia del coronavirus.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en mayo restaron la cifra insólita de 55,90 dólares con respecto a la sesión previa del viernes, según un reporte de Efe, al cierre de la histórica jornada.

El precio de cierre del crudo marcador estadounidense sorprendió al mundo. Sin embargo, analistas consideran que se trata de varios elementos que golpean el valor del WTI, puntualmente en Estados Unidos, que está, entre otras cosas, siendo gravemente azotado por la pandemia del Covid-19.

El profesor de postgrado en Hidrocarburos de la UCV y analista geopolítico, Mazhar Al-Shereidah, dijo a Sumarium que el alza del WTI se debe básicamente a movimientos especulativos, debido a la sobreoferta y a la incapacidad de los productores de almacenar su petróleo extraído.

Los efectos perversos del Covid-19 siguen golpeando a las ya maltrechas economías de todo el planeta. Y Estados Unidos lleva la batuta en contagios, superando a Itala y España.

Los precios del crudo siguen bajando pese al histórico acuerdo de recorte de la Opep+, que retirará del mercado 9,7 millones de barriles por día, en un intento por estabilizarlo y recuperar parte del valor perdido por el barril durante marzo pasado.

Jornada de locura

Más temprano, el marcador estadounidense West Texas Intermedia (WTI) se desplomó a niveles históricos, que lo colocan en 10 dólares por barril, tras perder 5 dólares desde la última jornada del viernes pasado.

“El debate sobre una eventual caída del petróleo a cero dólares cobra más actualidad que cuando surgió hace un mes. El barril WTI, de referencia en EEUU, se hunde más de un 70% adicional en la sesión de hoy, y pierde los 5 dólares, tocando mínimos de 1973. Más allá del precio, los analistas alertan del riesgo de colapso en el peor mes de la historia para la industria petrolera”, reporta el portal mexicano Expansión.

Al parecer los efectos del Covid-19 seguirán castigando a la economía y al petróleo en especial, debido al constante cierre de empresas y fábricas en los principales países industrializados. China e India, economías emergentes que prometían, hoy están bajo la lupa y con destinos inciertos.

Entretanto, los inventarios presionan día a día a la baja. Los reservorios de petróleo en físico están abarrotados y no hay capacidad para seguir compitiendo con una sobreoferta de más de 10 millones de barriles por día.

De hecho, en su cuenta en Twitter, el economista y experto en materia petrolera, Francisco Monaldi, destacó que el crudo canadiense se está cotizando a precio negativo. Lo que equivale a decir que “los vendedores tienen que pagar a los compradores para que se lo lleven porque no tienen donde almacenarlo”, y su valor no supera los 2 dólares por barril.

Pero la situación luce más complicada a cada hora, si se toman los precios en tiempo real. Según Marketwatch en las últimas horas las cotizaciones subían y bajaban entre los 3 y  5 dólares por barril del WTI.

Precios del crudo venezolano se sepulta

Considerando que el valor del petróleo venezolano mantiene una brecha con el WTI de unos 6 dólares, y la cotización del WTI gira en torno a los 10 dólares, la cesta venezolana podría estar en torno a los 4 a 5 dólares por barril. Un indicador que sepulta el precio de la cesta venezolana, si se tiene además que el valor del costo de producción está en torno a los 18 dólares el barril.

El economista y experto en materia petrolera, Francisco Monaldi, calculaba temprano que si el WTI (crudo marcador de los Estados Unidos) se ubicó en 15 dólares por barril, la cesta venezolana debe girar en torno a los 8 o 9 dólares. Y si se le aplica el descuento, que lleva consigo el petróleo pesado de la Faja del Orinoco, el valor debe estar en unos 4 o 6 por barril.

“En términos reales no se si alguna vez se haya vendido tan barato. Pero tenemos la producción de los años 30, más costo y ni se diga más población”, reseñó el también profesor de temas energéticos en el Baker Institute de la Rice University, así como docente del Instituto de Altos Estudios de Administración (IESA).

En tanto, el ex gerente de Pdvsa y geólogo, Edgar Chacín sostiene que el ultimo precio más bajo que experimentó Petróleos de Venezuela, durante los últimos 20 años, fue en el último trimestre de 2001. Y coincide con Monaldi en que las condiciones actuales son radicalmente diferentes.

Chacín recuerda que la producción de Pdvsa giraba en torno a los 2,8 millones de barriles por día, la cantidad y calidad de la nómina era superior. Las refinerías trabajaban a 100% capacidad y los gerentes contaban con experiencia y conocimientos.

La tragedia de los precios

El economista director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, escribe en su Twitter: “Un dato para reflejar la tragedia de Venezuela: con la producción que genera caja en este momento y el nivel de importaciones de 2019, para que Venezuela pueda cerrar su brecha externa en 2020, la cesta petrolera venezolana debe promediar 91,17 dólares por barril.

Sin embargo, el propio Oliveros estima que: “En 2020 no habrá ingreso fiscal petrolero. Venezuela no tendrá cómo financiar el déficit, por lo que deberá recurrir a la expansión monetaria potenciando nuevamente la hiperinflación”.

Erika Hidalgo López / Sumarium

 

Comments

Comments are closed.