El duque y la duquesa de Sussex anunciaron que no cooperarán con varios tabloides británicos por lo que califican como historias “distorsionadas, falsas o invasivas”.

Meghan y el príncipe Enrique han escrito a los editores de The Sun, the Daily Mail, the Daily Express y Daily Mirror afirmando que “no se ofrecerán como moneda de cambio para una economía de cazar clics y distorsión”. Agregaron que las historias basadas en “chisme procaz” ha afectado la vida de sus conocidos y extraños por igual.

La carta publicada el lunes por el representante de la pareja, señala que Enrique y Meghan tendrán “cero compromisos” con los diarios y agregaron que la pareja “cree que la libertad de prensa es la piedra angular de cualquier democracia”.

Pero Ian Murray, director ejecutivo de la Sociedad Británica de Editores dijo que “no se puede escapar, sus acciones constituyen una censura y están sentando un precedente desafortunado”.

Enrique, quien es nieto de la reina Isabel II y sexto en la línea de sucesión al trono británico, se casó con la actriz estadounidense Meghan Markle en el Castillo de Windsor en mayo de 2018, en una ceremonia vista por millones en el mundo.

La pareja dijo después que enfrentaron el escrutinio de los medios británicos, que afirman se acercó al acoso, lo cual les pareció intolerable.

Enrique ha tenido por años una relación incómoda con los medios, a los que culpa por la muerte de su madre, la princesa Diana, quien falleció en un accidente automovilístico en París en 1997 cuando era perseguida por paparazzi.

El descontento de Enrique con los medios aumentó cuando comenzó su relación con Markle, quien entonces era estrella de la serie legal “Suits”. En 2016, acusó a los medios de hostigar a su entonces novia y criticó los “tonos raciales” en algunos reportajes sobre Markle, quien es birracial.

En enero anunciaron que planeaban renunciar a su papel como miembros prominentes de la familia real para buscar una independencia financiera y mudarse a Norteamérica. La separación se hizo oficial a finales de marzo y la pareja está actualmente en California, de donde es originaria Markle.

La duquesa demandó a la editorial del Daily Mail, Associated Newspapers, por intrusión a la privacidad pro un artículo de 2018 que incluyó fragmentos de una carta que le había escrito a su padre. El viernes habrá una audiencia sobre ese caso en una corte de Londres.

Murray, de la Sociedad de Editores, criticó el anuncio de la pareja el lunes y dijo que ha dado un mal ejemplo.

“Al aparentemente dictar con qué medio trabajarán y a cuál ignorarán, sin duda de manera no intencionada, apoyan a los ricos y poderosos de todas partes para usar su ejemplo como una excusa para atacar a los medios cuando les convenga”, dijo. AP

Comments

Comments are closed.