La Asociación de Industriales de Artes Gráficas de Venezuela (AIAG) asegura que 67% de sus agremiados ha destacado que, de seguir la contingencia originada por el Covid-19 y sin medidas económicas adecuadas, su supervivencia no está garantizada más allá de 90 días, con el consiguiente riesgo de perder numerosos empleos, que son el sustento de miles de familias venezolanas. El resto, difícilmente podría subsistir hasta finales de este año, reveló una encuesta, reseñada en un comunicado de prensa de la AIAG.

La consulta también arrojó que solo 21% los talleres gráficos mantienen operaciones. Un 43% abren de manera excepcional para atender requerimientos puntuales del mercado, y el 36% restante se encuentra cerrado.

En el comunicado el gremio muestra preocupación porque la crisis económica, arrastrada en estos últimos años en el país, ha venido a incrementarse con la aparición de la pandemia Covid-19, hecho que ha obligado al Ejecutivo Nacional, a decretar un segundo mes de cuarentena.

Pese a esa realidad, “Todos nuestros afiliados han cumplido puntualmente con el pago de la nómina a la fecha, señalándose que el 87% de estas empresas han otorgado compensaciones o bonos adicionales al salario a sus trabajadores, a manera de apoyarles en esta emergencia”, reseña la AIAG en su publicación.

Contexto de preocupación

Adicionales a los problemas que venían confrontando, como la falta de financiamiento, la imposibilidad de acceder a créditos bancarios para la adquisición de nuestros insumos, la ineficacia en los servicios públicos, la fuga de talentos y de personal calificado, se suma ahora un nuevo elemento que puede llevar a la desaparición, casi total, de la industria gráfica venezolana, otrora reconocida como una de las más modernas y tecnológicamente avanzada, con alta capacidad y volúmenes de producción de comprobada calidad. Refieren los empresarios del rubro.

Una encuesta realizada por este gremio para medir el impacto de la cuarentena en sus empresas afiliadas, arrojó que un 50% de ellas son consideradas prioritarias, por cuanto las mismas producen insumos para el sector de alimentos y medicinas (etiquetas y empaques).

Para la AIAG “la actual situación es insostenible y el futuro no luce prometedor para la industria nacional, situación de la cual no escapamos quienes nos dedicamos a las artes gráficas”.

Apoyo a Conindustria y Fedecámaras

Más allá de la pandemia, la situación de crisis estructural en el país se ha acrecentado en la última década y ha traído serias consecuencias. La industria privada ha sido uno de los sectores más afectados. La falta de confianza afecta a todos quienes desean invertir en Venezuela, refiere el texto.

La AIAG entiende que del cambio político dependerá el cambio de rumbo económico y el regreso de inversionistas nacionales y foráneos, y considera de suma urgencia la conformación de un Gobierno de Emergencia, que deberá estar integrado por un equipo de venezolanos probos, que puedan conciliar y unir voluntades en pro del desarrollo y recuperación de la golpeada economía venezolana.

“Todos los que habitamos esta tierra de gracia, sin importar nuestro lugar de origen, estamos sufriendo las consecuencias de una deficiente administración y de erradas políticas de corte político y económico, por ello la AIAG respalda plenamente la posición de Conindustria y Fedecámaras, organismos cúpula a los cuales estamos adscritos, ante la defensa fehaciente y solidaria que hacen de la actividad industrial venezolana, por un libre mercado y mejores condiciones para el empleo, la producción, un sistema financiero abierto y el desarrollo socioeconómico nacional”, destaca la publicación.

Los agremiados de la AIAG, hacen un llamado, como habitantes de este país, como industriales y como ciudadanos, a dejar a un lado los intereses políticos y comenzar a armar la estructura de lo que será la nueva Venezuela.

Comments

Comments are closed.