El subsecretario de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, Michael G. Kozak, reiteró este viernes que las sanciones adoptadas por el Departamento del Tesoro sobre Venezuela se dirigen solo contra el presidente, Nicolás Maduro, y “sus secuaces”, contestando así al ministro de Exteriores, Jorge Arreaza, que acusa a Washington de bloquear la ayuda humanitaria para Caracas en plena pandemia de coronavirus.

“Las sanciones del Tesoro apuntan a la corrupción de Maduro y sus secuaces y promueven la responsabilidad de aquellos que se interponen en el camino de la restauración de la democracia. Estados Unidos está comprometido a asegurar que apoyo humanitario fluya hacia el pueblo venezolano”, señaló Kozak en Twitter.

El subsecretario estadounidense se refirió al documento publicado el jueves por el Departamento del Tesoro, en el que defiende que el régimen de sanciones aprobado para países como Venezuela, Cuba, Irán o Corea del Norte contempla asimismo una serie de “exenciones” para permitir que “la ayuda humanitaria siga llegando a las poblaciones en riesgo a través de canales legítimos y transparentes”.

La respuesta en el caso de Venezuela llegó por boca de Arreaza. “La Administración Trump sigue mintiendo sobre supuestas excepciones a las sanciones contra Venezuela. Los recursos del país están bloqueados, la banca y los proveedores no trabajan con Venezuela por temor a sanciones”, dijo en Twitter.

Estados Unidos ha impuesto varias sanciones contra Maduro y otros altos cargos maduristas por violaciones de los Derechos Humanos, corrupción y narcotráfico. Maduro denuncia que estas medidas punitivas son la causa de la crisis humanitaria que sufre el país, si bien la oposición la achaca a la mala gestión del Gobierno.

Con información de agencias

Comments

Comments are closed.