La Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) decidió prorrogar por 120 días hábiles bancarios las medidas administrativas de “protección y aseguramiento” de los fondos de usuarios venezolanos impuestas al Banco Occidental de Descuento, BOD, que enfrenta procesos de intervención de sus filiales de Curazao, Antigua y Panamá.

Esta prórroga entró en vigencia desde el 15 de abril de 2020 y fue publicada en la Gaceta Oficial N°41.857, de fecha 13 de abril.

La información de la Sudeban señala que “es importante destacar que esta medida responde a que los planes de recuperación presentados ante este ente supervisor no reúnen los elementos y acciones necesarias para subsanar la situación detectada que dio origen a las medidas administrativas en cuestión, tal como lo dispone el artículo 183 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Instituciones del Sector Bancario”.

La Sudeban va más allá al indicar que “la aprobación definitiva del Plan de Recuperación debe estar alineada con las sanas prácticas contables, con especial atención a los ajustes y provisiones tendentes a garantizar la estabilidad de la Institución Bancaria, con el fin de proteger a sus depositantes y usuarios en general; así como la intención de mantener su operatividad y viabilidad financiera”.

El ente regulador aclara que el BOD mantendrá la continuidad de sus operaciones de forma habitual, dando «cabal cumplimiento a sus obligaciones de cada a todos sus clientes…».

Como se informó previamente en la Gaceta Oficial Extraordinaria N°6.483, fechada el pasado 10 de octubre de 2019, la Sudeban restableció las restricciones que había impuesto sobre las operaciones del BOD, las cuales habían sido derogadas por el Tribunal Supremo de Justicia, en una polémica decisión.

En consecuencia, la Resolución 051.19 del regulador bancario, ahora prorrogada, prohíbe al BOD: realizar nuevas inversiones, decretar pago de dividendos, captar fondos a plazos, abrir nuevas oficinas en el país o en el exterior, adquirir acciones o participaciones en el capital social de instituciones bancarias constituidas o por constituirse en el exterior.

Además, también el BOD tiene prohibido: adquirir, ceder, traspasar o permutar inmuebles, así como la generación de gastos por concepto de remodelaciones a los propios o alquilados y liberar sin autorización de la Superintendencia provisiones específicas y genéricas.

Igualmente, la Sudeban se reserva la potestad de designar supervisores con derecho a veto en la institución y tomar cualquier otra decisión adicional que «considere necesaria para el correcto funcionamiento de la entidad bancaria».

Las medidas que afectan al Banco del Orinoco NV de Curaçao – en proceso de liquidación-, All Bank de Panamá y BOI Bank de Antigua, filiales del BOD, afectan a unos 15.000 depositantes, según la Alianza Nacional de Consumidores y Usuarios (Anauco), que representa a un grupo de depositantes ante los reguladores de esos países y ante la Sudeban.

Comments

Comments are closed.