El expresidente de PDVSA Rafael Ramírez recalcó en su artículo semanal que el “problema fundamental” en Venezuela es “la resignación del pueblo a vivir en esta tragedia“.

“Aceptar un cúmulo de calamidades y problemas que no tienen ni justificación, ni razón de ser. Hoy es un momento para la reflexión y la fe, pero también, para reafirmarnos en la necesidad de hacer algo por salir de este abismo, donde nuestro país confronta los más grandes retos hacia el futuro. No dejemos de lado la esperanza, ni las razones sagradas para luchar, nuestro pueblo merece un país y un destino distinto a este, donde estamos sumidos en la hora más oscura”, indicó este domingo.

Asimismo, destacó que “la cuarentena se ha convertido en una excusa para dejar a la gente a su suerte, aislada”.

“Pueden mantenerse en cuarentena, ese sector cada vez más reducido de la población que tiene recursos para adquirir alimentos al precio que sea, o que vive en Caracas, o que le llega agua o electricidad. Pero esa no es la mayoría, ni son los más vulnerables, de alguna manera se las ingenian”, insistió.

A su vez se cuestionó como “se sostiene en cuarentena o sin ella, una población que percibe un salario mínimo de 2,12 dólares al mes, 7 centavos de dólar al día, muy, pero muy por debajo del umbral de la pobreza establecido por la ONU de 1,9 dólares diarios”.

Añadió que de Venezuela han salido “más de 4,7 millones de venezolanos, entre ellos excelentes médicos y personal de salud; hay un pueblo desesperado, temeroso, arrinconado, sin esperanzas, con un gobierno indolente, criminal, con una oposición intolerante, torpe”.

Para leer el artículo completo pulse AQUÍ.

Comments

Comments are closed.