En menos de un mes, más de 5.000 estadounidenses se han unido a una demanda colectiva en la Florida que busca reparaciones del gobierno de China por daños ocasionados por el covid-19.

Los demandantes alegan haber sufrido grandes pérdidas debido a la negligencia de Beijing para contener el virus. Demandas colectivas similares se han presentado en Nevada y Texas.

“Nuestra demanda aborda a quienes han sufrido daños físicos por la exposición al virus (…) y también la actividad comercial en China” en los mercados de animales salvajes, dijo a la Voz de América el bufete de abogados Berman Law Group, que presentó la demanda en la Florida.

La firma legal citó las excepciones de ‘actividad comercial’ y ‘daño personal’ bajo la Ley de Inmunidad de Soberanía Extranjera, (Foreign Sovereign Immunities Act, FISA) como la base legal para demandar a China.

Chimene Keitner, profesora de la Facultad de Leyes de la Universidad California Hastings en San Francisco, discrepa de la validez de este esfuerzo.

“Si uno lee cualquiera de los casos que se han decidido bajo el estatuto FISA, está claro que el daño personal, la conducta de un funcionario chino, debe suceder en territorio estadounidense para que se aplique. Y no hay denuncias de actividad comercial aquí”, señaló.

“No se puede demandar a estados extranjeros por sus decisiones políticas”.

Tribunales internacionales

Una demanda potencial estadounidense contra China por daños de coronavirus ascendería a 1,2 billones de dólares, según el centro de estudios conservador británico Henry Jackson Society.

En su nuevo reporte, esta entidad dice que China es potencialmente responsable por daños incurridos debido a su mal manejo de la enfermedad en sus inicios. Específicamente, cita que retener intencionalmente información a la Organización Mundial de la Salud, OMS, es una violación de las Normas Internacionales de Salud.

“No usar simplemente una sola, sino una combinación de avenidas legales podría ser la forma más efectiva de seguir adelante”, explicó Andrew Foxall, director de investigaciones de Henry Jackson Society y uno de los autores del reporte, en una entrevista con la VOA.

No es probable que los países, incluso Estados Unidos, desafíen legalmente a China por el coronavirus, según David Fidler, profesor de la Facultad de Leyes de la Universidad de Washington en San Luis y exasesor legal de la OMS.

“Las epidemias pueden surgir en cualquier parte (…) de modo que hay un interés compartido de no lanzar lo que yo llamo el bumerán normativo”, dijo Fidler.

“Es interesante que los países tienen un fuerte interés común de no aplicar leyes internacionales de una forma mecánica en casos de brotes de enfermedades infecciosas”, agregó.

A pesar de ello, el centro de estudios ha exhortado a los países a demandar a China, señalando 10 avenidas legales diferentes para ello, como la OMS, la Corte Penal Internacional, la Corte Permanente de Arbitraje, cortes en Hong Kong y en Estados Unidos.

VOA.

Comments

Comments are closed.