Al igual que en todo el mundo, la confirmación de la llegada de la COVID-19 a Venezuela y su propagación ha generado un impacto en la población. En ese contexto, la Voz de América conversó con varios ciudadanos en la capital venezolana, quienes manifestaron cómo consideran que están siendo afectados psicológicamente por los días de confinamiento.

“Es obvio que el estado emocional de los venezolanos de alguna manera revienta porque nos encontramos en una situación primero, inédita, y segundo que no estamos preparados para esto”, afirmó Luis Agliare, uno de los consultados.

El hecho de tener en España, a su hijo, y no poder hacer nada debido al confinamiento obligatorio, es lo que le ha causado más ansiedad y preocupación a María Isabel Díaz.

“Claro está todo el día uno en la casa y viendo noticias nada buenas, entonces, eso lo afecta a uno, tengo un hijo allá, y eso me genera más angustia que nada porque uno se siente como solo, y si pasa cualquier cosa, ni uno puede movilizarse para allá y ellos para acá”, señala Díaz.

En épocas de pandemia, explica la psicóloga Blanca Suárez, es normal sentir incertidumbre y ansiedad, por lo que aconseja estar en comunicación con las personas cercanas que se sientan afectadas, especialmente a los adultos mayores y los niños.

“Yo creo que es importante para esas personas, comunicarnos con ellas, mantener la relación con ellas. Hay muchas personas que están solas, y que también están enfermas, la soledad los enferma más porque a lo mejor son personas que están acostumbradas a tener vínculos familiares y ahora se encuentran solas. Yo creo que es importante que esas personas nos necesitan a través de una llamada telefónica en la cual le hagamos sentir que todos estamos en esto y que entre todos vamos a salir de esto”, explica la especialista.

La psicóloga además recomienda identificar los pensamientos que puedan generar malestar y las acciones que le hagan sentir mejor, y sustentar una actitud optimista y objetiva, esto permitirá mantener la calma y analizar la situación desde diferentes perspectivas.

VOA.

Comments

Comments are closed.