El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, aseveró este jueves que en un mes de aislamiento preventivo “quien no se ha quedado quieto en casa es el dólar cuyo precio en bolívares se duplicó en cuarentena”.

“¿Por qué se dispara el dólar?”, se cuestionó el experto, alegando que “lo raro (hasta milagroso) sería que estando el bolívar sobrevaluado, la economía desequilibrada, las reservas en el piso, la produccion caída, la confianza pulverizada y el gob en necesidad de gastar sin respaldo, se pudiera mantener estable”, recalcó.

A su vez agregó que “los ingresos petroleros están en el piso y la crisis por pandemia ha contraído ingresos no petroleros de manera abismal (remesas, repatriación, oro, contrabando, exportaciones, narco). Cada bolívar adicional que el gob gasta para atender crisis es explosivo en inflación y devaluación”.

“La probabilidad de sostener estable el tipo de cambio en medio de la crisis, sin recursos, ni financiamiento externo y sin cambios políticos que rescaten confianza es nula”, añadió.

En eso LVL advierte que “la inflación crece más rápido que la pandemia, moviendo hacia arriba tipo de cambio de equilibrio. Esto tiene triple impacto negativo: 1) pérdida de poder adquisitivo por pulverización de ingresos, 2) tendencia devaluacionista, 3) sobrevaluacion desestimulante de producción local”.

El gobierno tiene poco margen de maniobra para amainar el impacto demoledor de la crisis sobre la población más necesitada. Su incremento de gasto social, sin respaldo en ingresos externos, pasa vía satélite a inflación y devaluación, pulverizando la ayuda que intenta otorgar”, dijo.

Concluyó añadiendo que “algunos miran la profundidad de la crisis como una oportunidad para provocar cambio de gobierno. La gente común lo que ve es el deterioro de vida, riesgo de contaminación sin atención, falta de gasolina y necesidad de trabajar para vivir, con empresas cerrando y aislamiento preventivo”.

Comments

Comments are closed.