Un grupo de desconocidos asesinó a tiros a dos militares de un batallón del Ejército en una convulsa zona minera del sur de Venezuela, confirmó este martes el presidente Nicolás Maduro.

“Recibimos la infausta noticia de un atentado, un ataque de grupos mafiosos en (el municipio) Tumeremo contra un teniente coronel de nuestro Ejército, un teniente coronel ejemplar, y contra un sargento”, dijo Maduro durante un acto de trabajo transmitido por la cadena estatal VTV.

La prensa venezolana informó horas antes del ataque a dos militares y difundió fotografías de un vehículo atravesado por múltiples impactos de bala pero ninguna autoridad militar o de los órganos de Justicia de Venezuela confirmó la noticia hasta que lo hizo Maduro en la televisión pública.

El mandatario señaló, además, que las víctimas respondían a los nombres de León Ernesto Solís y Gustavo Manuel Flores, un teniente coronel y un sargento segundo, respectivamente, destacados en Tumeremo, en el amazónico estado Bolívar, que limita con Brasil y un territorio que Guyana y Venezuela se disputan desde hace décadas.

“Que Dios lo tenga en su gloria -dijo Maduro sobre Solís- Fue acribillado a balazos por una banda de asesinos que más temprano que tarde conseguiremos (encontraremos). Llegará la justicia”, añadió.

Maduro señala a Guaidó

Maduro también dijo que las bandas criminales que operan en esta zona minera “están en correspondencia con los grupos conspiradores del guaidocismo“, en alusión al sector de la oposición que se agrupa bajo la figura del jefe del Parlamento, Juan Guaidó, a quien una cincuentena de países reconocen como presidente encargado de Venezuela.

“No les queden dudas, están detrás de planes terroristas“, aseveró después.

En ese sentido, el gobernante ordenó a la Fuerza Armada y a la Policía el incremento del patrullaje “en todos los lugares de Venezuela” y hacer frente así “a los grupos terroristas”.

Tumeremo, una localidad con menos de 100.000 habitantes según un ceso de 2011, acaparó los focos en 2016, cuando grupos armados asesinaron a una veintena de mineros y los enterraron en fosas comunes cercanas a una importante veta de oro.

Desde entonces, otras masacres han ocurrido en la zona, la última en 2018, cuando se denunció la muerte violenta de siete personas en las adyacencias de una mina conocida como “El Candado”.

EFE.

Comments

Comments are closed.