Se espera que China lance el último satélite para su Sistema de Navegación Satelital BeiDou-3 (BDS-3) en mayo. Se trata del satélite número 55 del sistema, que llegó al Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang el 4 de abril, donde será probado, ensamblado y alimentado antes del lanzamiento, informa Xinhua.

El sistema BDS ha sido desplegado progresivamente en órbita terrestre geosíncrona desde 2009, mientras BDS 3 se implementó desde 2015 hasta culminar con este último lanzamiento. Sus servicios comenzaron a finales de 2018, como respuesta china al GPS de Estados Unidos o al Galileo de Europa.

Con capacidades mejoradas para la operación y el mantenimiento inteligentes, BDS-3 ha brindado un servicio estable y preciso, exhibiendo una exactitud de posicionamiento inferior a los cinco metros. El sistema cuenta con múltiples capacidades de servicio, incluidos la ampliación de información vía satélite, comunicación a través de mensajes cortos, ampliación de información en tierra, así como búsqueda y rescate internacionales.

Con el BDS en su núcleo, para 2035 está previsto un sistema chino de navegación y cronometración más omnipresente, integrado e inteligente con capacidad integral de posicionamiento a nivel nacional, informó el portavoz del programa Ran Chengqi, citado por Xinhua.

Agencias.

Comments

Comments are closed.