La reparación de la refinería El Palito aún no muestra avances. La soledad de la áreas operativas y el plan de “canibalización” de otras refinerías para refaccionar la unidad de Fraccionamiento de Craqueo Catalítico (FCC) ha fracasado, dijeron a Sumarium fuentes familiarizadas con el tema.

La intención de los gerentes y técnicos de Pdvsa era poner en marcha la planta para generar combustible de 91 octanos y diésel, en medio de una crisis inédita de combustible en el país con las mayores reservas de petróleo del mundo y con uno de los sistemas refinadores más grandes del planeta.

La escasez de gasolina y diésel mantiene paralizada a buena parte de empresas, en especial al sector agropecuario, rubro indispensable en medio de la cuarentena decretada por el gobierno de Nicolás Maduro, el pasado 17 de marzo, para hacer frente a las necesidades alimentarias del país.

Personal sanitario, enfermeras y médico también se han quejado de la poca o ninguna disponibilidad de combustible. Se trata de personal activado por la emergencia sanitaria que debe llegar a sus puestos de trabajo en medio de la pandemia del coronavirus, que alcanzó a los venezolanos.

La refinería El Palito está ubicada en las costas del estado Carabobo. Tiene una capacidad nominal de procesamiento 140.000 barriles por día (bpd), y su dieta es de un crudo de 22 grados API.

Al sindicalista Iván Freites no le resulta extraño que la reparación no tenga avances. Recordó a Sumarium que ese plan de desarmar una refinería para armar otra, definitivamente, no puede funcionar. Considerando que desde 2017 salió de operaciones, y debe ser revisada íntergra y exhaustivamente.

“Cada planta tiene sus especificaciones. Las capacidades son diferentes. Las dietas son diferentes. Los procesamientos tienen sus particularidades. No es posible adaptar los hierros de las refinerías Amuay y Cardón a El Palito. De hecho, aún no se hacen los traslados de las piezas”, comentó Freites.

Según información extraoficial, la operación de refacción podría llevarse hasta 90 días. Y si se toma como inicio el 25 de marzo de 2020, se estaría hablando de que el FCC entraría en operación a principios de julio 2020.

“Visto el retraso, actualmente no es posible determinar para cuando podría El Palito estar operando. Además, el personal no está asistiendo por la cuarentena. A lo sumo se presentan 15 personas en las áreas operacionales. Sería bueno que la información fluyera”, comentó Freites.

Erika Hidalgo López / Sumarium

Comments

Comments are closed.