El Despacho de la Presidencia encargada de Venezuela emitió una alertar a la comunidad internacional ante amenazas a la vida del presidente encargado Juan Guaidó, su familia y su círculo más cercano.

“Efectivos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) secuestraron al asesor del Presidente, Demóstenes Quijada y a la asistente Maury Carrero, -en el primero de los casos en presencia de su esposa y su menor hijo de 8 años de edad- con la excusa de que se encontraban en una operación motivada por el COVID-19. Lo que hay detrás de todo ello, es la retaliación política de parte del régimen de Nicolás Maduro al enviar ‘La Operación TUN-TUN’ como parte de la ‘Furia Bolivariana’ a los colaboradores y equipos de trabajo de Guaidó”, dice el comunicado.

En ese sentido, se señala que hasta ahora van 10 miembros del equipo de Guaidó que han sido “secuestrados, 05 de ellos en las últimas 72 horas”.

“Nos enfrentamos ante unos sujetos cuyos crímenes procesados por la justicia internacional se cometen desde una posición de poder, razón por la cual, frente a los graves hechos señalados solicitamos, muy respetuosamente, a los Gobiernos del mundo y a los Organismos multilaterales puedan permanecer atentos ante las amenazas sobre la vida, libertad e integridad física del Presidente (E) Guaidó, de su familia y de los miembros del equipo de su Despacho; y se preserve el apoyo al pueblo venezolano y su legítima representación; dado que la Tiranía de Nicolás Maduro, aprovechándose de la situación actual de “Cuarentena y Confinamiento” debido a la Pandemia de COVID-19, se aprovecha de dicha situación de vulnerabilidad, para arremeter contra sus adversarios políticos para hostigarlos, perseguirlos y encancerarlos forzosamente, sin el más mínimo respeto a sus derechos y dignidad humana”, reseña el texto.

Comments

Comments are closed.