Brasil manifestó este miércoles su respaldo al plan presentado la víspera por Estados Unidos para restablecer la democracia en Venezuela y que prevé la creación de un “Gobierno de transición” sin la participación ni del presidente Nicolás Maduro ni del líder opositor Juan Guaidó.

El Gobierno brasileño “expresa su coincidencia con los objetivos de la propuesta y la apoya como instrumento para el restablecimiento de la democracia en Venezuela”, manifestó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil en un comunicado.

De acuerdo con la cancillería brasileña, varias de las medidas previstas en el llamado “Marco Democrático de Transición para Venezuela” ya han sido defendidas por el Grupo de Lima, del que el país forma parte, o por Brasil individualmente.

El Gobierno brasileño aclaró que, pese a su respaldo a la iniciativa, considera que “solo la realización de elecciones libres, justas y transparentes puede poner fin a la grave crisis política, económica y humanitaria” en Venezuela.

“Condición inicial”

Brasil, agrega el comunicado, igualmente considera que “la salida de Nicolás Maduro es una condición inicial para el proceso, una vez que carece de cualquier legitimidad para ser parte en una transición auténtica”.

La propuesta estadounidense prevé la creación de un Ejecutivo de transición con oficialistas y opositores aunque sin la presencia ni de Maduro ni de Guaidó.

El plan exige la renuncia de ambos para que miembros elegidos por la Asamblea Nacional entre representantes de las dos partes “puedan crear un Consejo de Estado que sirva como gobierno de transición, que organice elecciones presidenciales libres y justas”.

“Solución definitiva”

Según el Gobierno brasileño, la renuncia “concomitante del dictador Nicolás Maduro y del presidente encargado Juan Guaidó, así como el establecimiento de un Consejo de Estado, elegido por la legítima Asamblea Nacional y con el mandato de organizar elecciones libres y justas bajo observación internacional, constituirían importantes pasos en dirección a una solución definitiva a la crisis“.

Brasil igualmente considera “indispensables” en el proceso la participación en la transición de todas las fuerzas políticas comprometidas con la democracia, el repudio al crimen organizado, la liberación de los presos políticos, la restauración de las inmunidades parlamentarias y la reestructuración de la Corte Suprema y del Consejo Nacional Electoral.

El Gobierno brasileño se dijo listo para trabajar con la comunidad internacional para apoyar el proceso de transición propuesto, por el que, dijo, “tanto ansían los propios venezolanos y los amantes de la libertad en toda la región”.

Desde que el líder ultraderechista Jair Bolsonaro asumió la Presidencia de Brasil, en enero de 2019, la política exterior brasileña prácticamente se ha alineado con la del presidente estadounidense Donald Trump, especialmente en lo relacionado con Venezuela.

Bolsonaro ha sido un duro crítico del “régimen” de Maduro y, pese a que mantienen las relaciones, prácticamente retiró a todos los diplomáticos brasileños que estaban en Venezuela.

EFE

Comments

Comments are closed.