Analistas venezolanos consideran que la propuesta presentada por el gobierno de Estados Unidos forma parte de la presión para lograr la salida de Nicolás Maduro del poder.

Ricardo Ríos, politólogo de la Universidad de los Andes, señaló a la Voz de América que la iniciativa de Washington es una oferta que nace de la lectura estadounidense de que Maduro se encuentra, en términos boxísticos, “económica y políticamente contra las cuerdas”.

“Proponer aliviar las sanciones es un puente de plata. Es evidente que el gobierno de Maduro está derrotado económicamente. El hecho de que no hay gasolina en todo el país tiene al gobierno (de Maduro) en la lona y en contaje de protección. Está fuera de combate completamente”, indicó.

Asimismo, comentó que “si se hacen todos los bloqueos y no se plantea una salida política, como la que está ofreciendo Estados Unidos, simplemente se estaría condenando al país a una africanización del conflicto, que no le conviene a nadie en la región”.

El politólogo manifestó que no es posible dar por sentado que Maduro aceptará las condiciones de Guaidó y Estados Unidos, solo por estar mermado en su gobernabilidad: “El desenlace es hasta ahora incierto. La presencia rusa y china en Venezuela es una piedra de tranca para Estados Unidos. Es un elemento de negociación. La salida a la crisis va a pasar por una negociación diplomática de alto nivel”.

Ríos señala que medidas como la cuarentena social y las restricciones de la gasolina cayeron a Maduro “como anillo al dedo” para oxigenar su gobernabilidad de facto.

“La política del garrote y la zanahoria”

Por su parte, el politólogo de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Ricardo Sucre Heredia, consideró que la acción de USA procura presionar hasta el quiebre al madurismo.

“Es la política del garrote y la zanahoria. La acusación de la semana pasada por narcotráfico es el garrote y la zanahoria vendría a ser esta propuesta”, dijo al tiempo que apuntó que el principal destinatario de la iniciativa son los sectores intermedios del oficialismo y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, sin embargo, agregó que la exclusión de la cúpula chavista de toda negociación para la transición es “contradictoria” y puede condenar la oferta.

“El chavismo se ha mantenido cohesionado. Es una lectura errada. Si quieres unas elecciones presidenciales, no hubieses hecho una acusación penal. Esos son los dos jefes del chavismo (Maduro y Diosdado Cabello). Quizá, están viendo si surge alguien más allí. Se verá en los próximos días”, aseveró.

Para leer el texto completo de VOA pulse aquí

Comments

Comments are closed.