El presidente de EE.UU., Donald Trump, pidió este lunes a su homólogo ruso, Vladímir Putin, que contribuya a una “transición” en Venezuela tras el cese de operaciones en ese país de la petrolera estatal rusa Rosneft, y criticó la “loca” guerra de precios del crudo entre Rusia y Arabia Saudí.

En una larga llamada telefónica con Putin de la que informó primero el Kremlin y que se centró sobre todo en los precios del petróleo y en cómo contener el avance del coronavirus, Trump aprovechó para “reiterar que la situación en Venezuela es grave”, según un comunicado emitido por la Casa Blanca.

“Todos (en el mundo) tenemos un interés en ver una transición democrática que acabe con la crisis actual”, le dijo Trump a Putin, de acuerdo con el comunicado.

La llamada se produjo dos días después de que Rosneft, la mayor petrolera de Rusia y hasta ahora una fiel aliada del chavismo y de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), anunciara el cese de sus operaciones en Venezuela y la venta de sus activos en el país suramericano.

“Esto tendrá claramente un gran impacto en el régimen (del presidente venezolano, Nicolás Maduro)”, opinó este lunes un alto funcionario estadounidense en una conferencia de prensa telefónica con un reducido grupo de medios, entre ellos Efe.

La fuente no quiso aclarar si Trump y Putin hablaron en su llamada sobre el anuncio de Rosneft, que no explicó los motivos de su decisión, pero dijo que es algo que EE.UU. está “vigilando de cerca” y que se fijará en “los detalles” de ese cese de operaciones.

“Cualquier otra entidad rusa que ayude al régimen de Maduro a traficar con petróleo quedará sujeta a sanciones” estadounidenses, alertó el funcionario.

Advertencia a México

La fuente advirtió, además, de que hay empresas mexicanas como Libre Abordo que están “implicándose en actividades claramente sancionables”, porque, según documentos de Pdvsa citados en informaciones periodísticas, tienen tratos para recibir próximamente millones de barriles de crudo venezolano.

En un intento de ahogar económicamente al Gobierno de Maduro, Estados Unidos sancionó hace más de un año a Pdvsa, la principal fuente de divisas para Venezuela, y desde entonces ha presionado y amenazado con sanciones a países y compañías de todo el mundo para que pongan fin a sus negocios petroleros con Caracas.

En su llamada telefónica, Trump comunicó además a Putin “la importancia de la estabilidad en los mercados energéticos globales“, explicó la Casa Blanca.

Trump adelantó unas horas antes, durante una entrevista con la cadena de televisión Fox News, que planeaba hablar con Putin sobre la falta de acuerdo entre Arabia Saudí y Rusia para reducir la producción de petróleo, que ha acentuado la caída de los precios del crudo.

“Nunca pensé que diría que quizá tenemos que aumentar el (precio del) petróleo, pero tenemos que hacerlo. El precio es demasiado bajo“, afirmó Trump en esa entrevista.

El mandatario opinó que tanto Rusia como Arabia Saudí “se han vuelto locos” con su guerra de precios y que no quiere que esa situación “arrase el sector energético”.

De acuerdo con el comunicado del Kremlin, Trump y Putin acordaron que sus respectivos ministros de Energía mantendrán consultas sobre el precio del petróleo.

EFE

Comments

Comments are closed.