Este jueves, el mayor general (R) del Ejército, Cliver Alcalá, reveló que se va a entregar a las autoridades colombianas, luego que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos lo incluyó en una lista de solicitados, ofreciendo 10 millones de dólares por su cabeza y por la de otros cuatro venezolanos.

“No voy a huir, no tengo por qué huir, porque tengo la defensa de que mi trabajo era por el pueblo venezolano”, dijo durante una entrevista a Infobae, a la vez que aseguró que así se lo hizo saber a las autoridades colombianas desde el mismo momento en que dio la cara cuando fue incautado un lote de armas y equipos militares.

“Yo asumo mi responsabilidad. Estoy en mi casa. Desde hace 48 horas se lo informé al Gobierno colombiano, que no está vinculado a las actividades que estábamos haciendo los venezolanos con los asesores norteamericanos”, sumó.

Alcalá  se refirió también a una operación que se planificó contra el Gobierno de Maduro. “Desde hace muchos meses venimos trabajando la conformación de una unidad por la libertad de Venezuela. Hemos tenido mucho tropiezo de la oposición, de los testaferros de la Oposición que coinciden con los testaferros del Gobierno, llámese César Omaña”, agregó.

Señaló además que “Simonovis conoce muy bien de esta situación. Leopoldo López la conoce completamente. A la reunión con los asesores norteamericanos me envió el señor Juan Guaidó”.

El militar retirado hizo mención a la incautación de un arsenal en Colombia que estaba destinado a provocar atentados en Venezuela, que incluían el asesinato de Maduro. Sin embargo, en una entrevista en W Radio, aseguró que “ninguna autoridad colombiana conocía de la operación que venían preparando contra Venezuela”, ni el presidente Duque ni las Fuerzas Armadas, “solo se enteraron hasta hace 48 horas”.

Las armas incautadas en Colombia pertenecían al pueblo venezolano, en el marco de un pacto o de un convenio firmado por el presidente (Juan) Guaidó, el señor JJ Rendón, el señor (Sergio) Vergara y asesores norteamericanos”, dijo. “El señor Guaidó también firmó ese contrato”, agregó.

Recalcó que “J.J. Rendón es el estratega político de Juan Guaidó. Para mí es una patraña que me estén acusando de algo que no he hecho. Todos saben bien quién es el responsable”.

Asimismo, durante un contacto telefónico con este medio colombiano aseguró que en estos momentos su vida “corre peligro”.

Se conoció que Alcalá se encuentra en la lista de personas buscadas por los Estados Unidos por presunto narcotráfico. Sobre esto, Alcalá manifestó que “es un fiscal que está generando la acción y presumo que no conoce el acuerdo confidencial que tenemos“.

Comments

Comments are closed.