El diputado a la Asamblea Nacional, Alfonso Marquina, presentó cinco propuestas para combatir la crisis del coronavirus en el país.

Marquina precisó que dichas propuestas preparadas por la Comisión Permanente de Finanzas y Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional “pueden ser aplicadas de manera inmediata, para la aliviar la terrible carga que pesa sobre el pueblo de Venezuela en estos momentos”.

La primera es “la transferencia masiva de recursos al pueblo de Venezuela, subsidios directos, que vayan en el orden de un millón o el equivalente a 15 dólares, para que esos venezolanos, sobre todo, la mitad del país que viven de la economía informal y comen lo que producen diariamente sean atendidos, ya que sin el apoyo necesario, no se les puede pedir que se quede en sus casas, por eso la transferencia masiva debe ser implementada de forma inmediata para que los venezolanos puedan cumplir con la cuarentena”.

Marquina explicó que la segunda propuesta de la Asamblea Nacional es que “aquellas empresas que tienen que cerrar sus puertas por la crisis que mantengan sus empleados en nomina y que se le siga panado su salario como corresponde, pero para ello el estado tiene la obligación de extender o diferir el pago de los impuestos nacionales y municipales, incluyendo el IVA, incluyendo el impuesto sobre la renta. Este diferimiento por el tiempo que dure la crisis le va a permitir a las empresas utilizar ese dinero para pagar las nominas de los trabajadores que en este momento deben mantenerse en casa”.

La tercera consiste en “la exoneración de tasas y aranceles fundamentalmente para la importación de insumos, materia primera de la industria nacional, específicamente de la industria del sector de alimentos, medicinas e insumos de higiene personal”.

Mientras que la cuarta propuesta, consiste en que “es necesario restablecer el crédito en Venezuela, por eso proponemos que de manera inmediata se elimine o relaje el encaje legal del 100 % que ha obligado a la banca venezolana a no poder cumplir con la intermediación financiera que le corresponde. Eso permitiría que el sector privado nuevamente sirva como apalancamiento financiero, nuevamente pueda otorgar créditos para que la pequeña y mediana industria pueda tener acceso a una financiamiento para mantener sus puertas abiertas y no caer en quiebra o insolvencia. Además permitiría que el sistema financiero privado pueda aumentar e implementar nuevamente las tarjetas de crédito para que el pueblo de Venezuela que tiene acceso a este instrumento financiero pueda acceder a bienes y servicios a través del crédito de sus tarjetas”.

Por último, el diputado Marquina reveló que la quinta es “eliminar todos los tramites burocráticos que impiden o retrasan el normal desenvolvimiento y distribución de alimentos en Venezuela. Eliminar todos esos mecanismos que han terminado siendo alcabalas de corrupción. Esto serviría para que los camiones de alimentos y medicinas puedan circular rápidamente por el territorio nacional. Pero también es necesario garantizarles el suministro oportuno de combustible. No es posible que hoy todo el combustible de Venezuela se les de únicamente a los organismos de seguridad del estado. Es necesario que se le garantice a los transportistas el combustible de manera oportuna y que se entienda que el combustible debe llegar a todo el personal sanitario para que puedan cumplir con las funciones que todo el pueblo venezolano les demanda”.

Comments

Comments are closed.