Rainer Pérez es un venezolano que vive en Wuhan, China, epicentro del coronavirus que afecta a gran parte del mundo, y que relata su historia durante la cuarentena.

“Desde principios de diciembre nosotros escuchábamos que algo estaba sucediendo, los primeros días de enero se informó que había un virus y los médicos lo estaban tratando, afortunadamente, el 27 de enero anunciaron la cuarentena y a partir del 30 de enero las medidas fueron aumentando para evitar la propagación del virus”, indicó.

En ese sentido, acotó que “ya son dos meses en cuarentena, no he podido salir de mi casa durante todo este tiempo y la información que poseemos es que en estos mercados donde se tienen especies silvestres, alguien tuvo contacto con uno de estos animales que estaba infectado por el virus. Estos mercados no son comunes en China; me atrevería a decir que son clandestinos”.

“Yo confío en la información que se nos ha proporcionado, hay páginas chinas, páginas en inglés. Mi universidad habilitó una página web donde actualiza minuto a minuto las cifras”, dijo durante una entrevista ofrecida a la periodista Shirley Varnagy en Onda.

Destacó que “afortunadamente en Venezuela están tomando medidas prácticamente desde el día cero, porque por mi experiencia sé que el virus se expande muy rápido”.

“En estos últimos dos días no se han registrado nuevos casos en la ciudad, todavía hay que esperar 21 días para decir que se ha controlado el virus”, sostuvo.

Comments

Comments are closed.