Más de 12.0000 personas suscribieron ya una petición a través de la plataforma change.org para pedir “medidas humanitarias” para los que consideran “presos políticos” en Venezuela, con el fin de “garantizar su vida” en medio de la pandemia de coronavirus.

La petición de libertad está dirigida a la Comisión Interamericana para los Derechos Humanos, la Secretaria General de la Organización de Estados Americanos, el Grupo de Lima, la Unión Europea, el Parlamento Europeo y el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU, con el fin de que intercedan por ellos ante el Gobierno venezolano.

La organización no gubernamental Justicia, Encuentro y Perdón, promotora de esta iniciativa, señala que las medidas cautelares de índole humanitaria son la “única manera de garantizar la vida, el resguardo de la integridad física y detener el detrimento de la salud” de los considerados como “presos políticos” venezolanos.

En el enunciado de la campaña iniciada hace tres días se alerta de “la evidente incapacidad del Estado (venezolano) de seguir protocolos que puedan frenar una situación de propagación inmediata, por el hacinamiento de todos los centros de reclusión del país”.

El objetivo de la campaña “Salvemos la vida de los presos políticos en Venezuela ¡Medidas humanitarias YA!” es conseguir 15.000 firmas de apoyo a la petición.

“Desde la sociedad civil venezolana rechazamos que sigan existiendo personas privadas de libertad, sometidas a torturas y tratos crueles y degradantes, junto a sus familias, presos sin elementos de convicción que generen una verdadera imputación en sus causas, otros sin un juicio justo y siempre con un elemento en común, ser perseguidos por el régimen inconstitucional de Nicolás Maduro Moros”, señalan los promotores.

La ONG denuncia que esos “presos políticos” o “presos de conciencia” son víctimas de “gravísimas violaciones de los derechos humanos”, incluyendo el derecho a la salud, que “se viola constantemente en las prisiones venezolanas”.

“Actualmente sufren patologías crónicas como consecuencia de las torturas sufridas, además del hacinamiento e insalubridad, inexistente suministro de agua potable, impedimento de recibir luz solar y realizar actividades físicas por largos períodos de aislamiento y desnutrición por falta de alimentos”, agregan.

La ONG denuncia que “en medio de tan pésimas condiciones” y de de una pandemia, que agudiza la crisis por la que atraviesa el país, “se hace completamente cuesta arriba para los familiares de los presos políticos continuar atendiendo sus necesidades”.

Las últimas directrices de inmovilización de las personas dentro de los principales estados de Venezuela a causa del COVID-19 agrava la dificultad de atenderlos, lo que “podría generar los más terribles desenlaces”.

“Son únicamente las familias quienes han asumido el suministro de agua potable, alimentos y medicamentos de los encarcelados injustamente, en virtud del absoluto abandono de las autoridades de sus responsabilidades de garantizar los derechos constitucionales de los privados de libertad”, agregan.

Entre los que han apoyado esta petición está la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) de Miami.

Su presidente, José Colina, dijo que si el coronavirus llega a los centros de detención donde se encuentran los “secuestrados políticos” venezolanos están dadas las condiciones para “una mortandad masiva”.

“Ya se han conocido de cuatro detenidos en la sede de la policía política Sebin, en el Helicoide, que han sido diagnosticados con coronavirus. Tememos por la vida de nuestros presos políticos”, señaló Colina. EFE

Comments

Comments are closed.