El director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, dijo este martes que la solicitud de finaciamiento que hizo el Gobiernode Nicolás Maduro al FMI “demuestra un grave problema de flujo de caja externo. Para ello utiliza la figura del Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR) que tiene el organismo multilateral”.

De acuerdo con Oliveros, el FMI destaca que el IFR “proporciona asistencia financiera rápida y de acceso limitado a países miembros que enfrentan una necesidad urgente de balanza de pagos, pero que no necesitan aplicar un programa propiamente dicho”. Esto quiere decir que “Maduro no pretende aplicar un plan de reformas sino acceder a los recursos externos. Una vía rápida pero fácil políticamente y se apalanca en la grave situación que existe actualmente ven los mercados internacionales”.

El IFR “puede brindar respaldo para atender una gran variedad de necesidades urgentes, como las planteadas por shocks de precios de las materias primas, catástrofes naturales, situaciones de conflicto y posconflicto, y emergencias debidas a situaciones de fragilidad”, explica Oliveros,  quien además añade que lo que vive Venezuela aplica dentro de este concepto. “El punto acá es que amerita rendición de cuentas, construcción de acuerdos políticos (con la AN) y mecanismos transparentes de administración de recursos. Es el meollo del asunto”.

“¿Venezuela puede pedir estos recursos? Sí, porque es miembro del FMI. El propio FMI lo destaca ‘Pueden emplearlo todos los países miembros y está pensado para situaciones en las cuales un programa económico completo o bien no es necesario o bien no es viable'”, dice.

Comments

Comments are closed.