En medio de la crisis generada por el coronavirus, y en un momento en que la actividad económica se encuentra prácticamente paralizada por la cuarentena en Caracas y otros seis estados, el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) resuelve incrementar el valor de la Unidad Tributaria en 2.900%, de 50 bolívares a 1.500.

En la Gaceta Oficial N° 41.839, de fecha 13 de marzo de 2020, fue publicada la Providencia N° SNAT/2020/00006 por el Seniat mediante la cual se reajusta el valor de la Unidad Tributaria a Bs 1.500.

La norma establece que este unidad de valor solo tendrá vigencia para los tributos nacionales administrados por el ente recaudador, y no podrá ser utilizada para tasar otros pagos, como beneficios laborales o tasas, tarifas y precios, por parte de otros organismos de la Administración Pública Nacional.

En los casos de tributos que se liquiden por períodos anuales, la UT aplicable será la que esté vigente por lo menos 183 días continuos del período respectivo, y para los tributos que se liquiden por períodos distintos al anual, la UT aplicable será la que esté vigente para el inicio de período, todo de conformidad con lo establecido en el Parágrafo Tercero del artículo 3 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley del Código Orgánico Tributario.

La Providencia entra en vigencia a partir de su publicación en Gaceta Oficial.

Esta decisión, que aparentemente se tomó durante el pasado mes de enero, aparece en un momento tremendamente complicado, puesto que la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela y diversos gremios empresariales están solicitando al régimen de Nicolás Maduro la adopción de medidas que relajen la presión tributaria, como apoyo para enfrentar la recesión que generará el Covid-19.

Según la Asamblea Nacional, la economía venezolana cayó 39,7% en 2019. Los análisis de diversas empresas consultoras esperaban que este año la contracción no superara el 10%, pero esta parálisis, sin duda, elevará considerablemente las proyecciones de recesión y desbarata cualquier expectativa de recuperación.

Este es el sexto año consecutivo de recesión económica en Venezuela, con dos años de hiperinflación.

Por: Erika Hidalgo López.

Comments

Comments are closed.