El crucero ‘Grand Princess’, con más de 3.500 personas a bordo, ha atracado este lunes en el puerto de Oakland, en California, después de que los ocupantes se pusieran en cuarentena tras la muerte de un pasajero por coronavirus y se hayan confirmado 21 casos.

El desembarco de los pasajeros comenzará según “orden de prioridad” y se espera que sea un proceso que durará “varios días”, según ha informado la operadora del crucero, Princess Cruises, mediante la red social Twitter.

Asimismo, la compañía ha trasladado que la guardia costera de Estados Unidos enviará equipo médico para asistir a los ocupantes del navío.

“Para evitar demoras, las pruebas se realizarán cuando los huéspedes lleguen a su destino. Una vez que se complete el desembarco de los pasajeros, la tripulación permanecerá a bordo y el ‘Grand Princess’ partirá de la bahía de San Francisco. Los planes para una cuarentena de la tripulación aún se están determinando”, ha agregado Princess Cruises.

Las personas que presenten síntomas y aquellos que necesiten asistencia médica serán los que primero abandonen la embarcación, según ha confirmado el capitán John Harry Smith, ha recogido la cadena de televisión CNN. Los pasajeros asintomáticos, por su parte, serán trasladados a instalaciones militares para comenzar una cuarentena de 14 días.

En concreto, los residentes de California se trasladarán a la Base de la Fuerza Aérea de Travis o a la Estación Aérea del Cuerpo de Marines de Miramar, mientras que los residentes de otros estados irán a Georgia o Texas. También se fletarán vuelos chárter para los pasajeros de otros países del mundo, ha agregado el capitán.

El crucero, que se dirigía a Hawái, volvió a la ciudad de San Francisco después de que varios pasajeros y miembros de la tripulación comenzaran a experimentar síntomas del nuevo coronavirus. El fallecido por coronavirus a bordo tenía 71 años y murió dos semanas después de regresar al país en el mismo barco y tras viajar a México. Se estima que unas 60 personas que viajaron con él se encuentran ahora en el crucero.

Aunque el epicentro del coronavirus está en Wuhan y la mayoría de casos se registran en China, se han detectado casos en otros países del sureste asiático, Europa, América y Oriente Próximo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la emergencia sanitaria internacional a finales de enero y ha pedido a la comunidad internacional que redoble sus esfuerzos.

Agencias.

Comments

Comments are closed.