El comisionado presidencial por los derechos humanos, Humberto Prado, denunció ante la oficina de la alta comisionada para los derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, y ante la CIDH el atentado en contra Guaidó días pasados.

Se conoció que a través de una Acción Urgente Internacional dirigida al Secretario Ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrao, “se confirma la existencia de un patrón de violencia institucional, promovido por el gobierno de Nicolás Maduro contra actores políticos, periodistas y trabajadores de la prensa”.

En tal sentido, Prado manifestó que “la situación debe valorarse con seriedad y rigurosidad, debido a la situación de vulnerabilidad de las víctimas”.

“Por un lado, civiles armados leales a la usurpación apuntaron con un arma de fuego al Jefe de Estado del Gobierno Legítimo, y por otro, periodistas presentes en el suceso resultaron gravemente lesionados, sin mencionar que además fueron hostigados por los Grupos violentos”, recalcó.

Comments

Comments are closed.