Pareciera que Quevedo pierde poder en medio de las medidas que el gobierno aplica para reflotar a la decaída industria petrolera. Su imagen se ha desdibujado, mientras Tareck El Aissami es nombrado líder de la nueva comisión que reorganizará y levantará los cimientos de la principal industria del país.

Los cambios en la directiva de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) no han tocado a su controversial presidente Manuel Quevedo. Sin embargo, existen serias dudas de su permanencia en el cargo, pues “si bien es cierto que Quevedo no ha sido removido, tampoco ha sido taxativamente ratificado”, indicó a Sumarium una fuente ligada a la industria que por temor a represalias prefirió no ser identificado.

La duda surge de los recientes nombramientos de cuatro nuevos vicepresidentes de la directiva de Pdvsa, en la Gaceta Oficial Extraordinaria N° 6.512 fechada el día 28 de febrero, de la que se interpreta como tácita la permanencia de Quevedo en la presidencia de la estatal.

Por su parte, la agencia especialista Argus señala, entre los posible nuevos nombramientos, que de Asdrúbal Chávez suena con fuerza para la presidencia de Pdvsa. Chávez, primo del fallecido presidente Hugo Chávez Frías, exministro de petróleo y el último jefe ejecutivo de Citgo designado por el gobierno de Nicolás Maduro, es ahora también el segundo a bordo de la comisión para reflotar la industria petrolera, que decreto Nicolás Maduro.

Quevedo pareciera no ser protagonista de la historia dentro de la industria petrolera, pese a mantenerse aún a la cabeza. Sin embargo, ha sido claramente despojado de poder, por el propio presidente Nicolás Maduro”, dijo el enterado.

La recién creada comisión presidencial para la reorganización de la industria petrolera nacional llamada Alí Rodríguez Araque, es una prueba de ello. En esa nueva estructura Maduro entrega “todo el poder para iniciar el proceso de cambio, transformaciones y defensa integral de toda la industria petrolera”, al vicepresidente del área económica, Tareck el Aissami a quien deja como líder. Mientras que Asdrúbal Chávez, exministro de Petróleo figura como el segundo responsable empoderado en la comisión.

También son protagonistas y líderes el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y al Comandante Estratégico Operacional Remigio Ceballos. “¿Se podría entonces interpretar que Quevedo estaría a las ordenes de la nueva comisión, y no al revés?”.

En medio de la crisis

Manuel Quevedo es señalado por voces diversas de ser el máximo responsable de la crisis en la que está sumida Petróleos de Venezuela. La prueba, de hecho, está a la vista, dicen. No solo por la merma de la producción sino por el estado de deterioro de las instalaciones.

La OPEP da fe de una severa contracción de la producción en el país con las mayores reservas de crudo del plantea. El organismo reseña que la caída ha sido de más de 2,2 millones de barriles por día entre 2014 y enero de 2020. Y que la última estadística suma un volumen promedio de bombeo de 733.000 barriles por día.

De acuerdo con cifras del informe oficial publicado por el Ministerio de Petróleo y Otros Datos Estadísticos (Pode), la actual producción de Pdvsa es similar a la de 1945. Una alarma dramática que colocado a Venezuela como el hazmerreír del mundo petrolero.

Más elementos sin explicación

Quevedo se ha convertido en una figura controversial. Las quejas de su desempeño en Pdvsa, donde aterrizó en noviembre de 2017, y su escueto desconocimiento del tema, son lapidarias.

Nadie entiende que el gobierno haya declarado una segunda emergencia en la industria petrolera (la primera fue en 2018) para reestructurar y reorganizar a la industria completa, y Quevedo siga allí. Enterados aseguran que en lo interno nadie tiene la respuesta a esa interrogante.

Uno de sus férreos críticos ha sido el expresidente de Pdvsa y exministro de Petróleos de Hugo Chávez, Rafael Ramírez, quien estuvo por más de una década a la cabeza de la industria petrolera.

En encendido verbo, Ramírez ha culpado a Manuel Quevedo y al propio Maduro de la crisis en la que está sumida la principal industria del país. Señala que ambos son los principales responsables de la debacle de Pdvsa. Y está seguro que de no haber un cambio de gobierno no podrá haber un golpe de timón real en la petrolera. “Todo lo demás son payasadas”, ha dicho.

La oposición también ha fustigado el desempeño de Quevedo. El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó también es de opinión que con Manuel Quevedo en la dirección de Pdvsa, cualquier plan es inviable.

Para el ingeniero petrolero Einstein Millán Arcia, especialista en Petróleo y Gas con estudios de especialización en la Universidad de Oklahoma, señala en uno de sus artículos en Aporrea que “la ruta de la recuperación de Pdvsa pasa por la expulsión inmediata de Quevedo… porque no ha hecho más que destruir y dilapidar los recursos de la petrolera”. Y “en segundo lugar porque no es competente, porque no es un interlocutor calificado para negociar, ni defender el mejor interés de Venezuela, y en tercer lugar porque nadie lo respeta, ni lo reconoce como líder”, sentenció Millán.

Quién reflotará a Pdvsa

Una fuente enterada del sector privado aseguró a Sumarium que los únicos capaces de reflotar a la industria y que estaban dispuestos a trabajar por ella, están presos desde hace más de dos años y en su mayoría sin audiencias preliminares. “Con la aprensión de esos gerentes altos, medios y técnicos se terminó de ir el conocimiento que quedaba en Pdvsa”, indicó.

Pareciera, sin embargo, que entre los recientes nombramientos el de Erwin Enrique Hernández Hernández en la vicepresidencia de Exploración y Producción, privó la experiencia.

Argus asegura que se trata de un veterano de “30 años de la industria petrolera de Venezuela con un título de la Universidad de Texas. Más temprano, dirigió la terminal Jose de Pdvsa, la empresa conjunta de mezcla de crudo pesado de Pdvsa PetroSinovensa con la estatal china CNPC, la empresa mixta PetroCedeno de Pdvsa con los socios europeos Total y Equinor y la división occidental de Pdvsa en el Lago de Maracaibo”.

Por su parte, el nuevo vicepresidente de refinación, Gabriel Oliveros, dirigió la unidad de ingeniería y construcción de Pdvsa y nuevos proyectos de refinación y terminales, incluido el proyecto ahora estancado para actualizar la refinería de Puerto La Cruz, con capacidad para 190,000 b / d.

Ambos ejecutivos tienen además relaciones estrechas con los sectores petroleros de Rusia y China.

En medio de todo este ya enrarecido escenario se sumaron, esta semana, las detenciones de dos gerentes de la petrolera, por supuestamente entregar información “confidencial” a los Estados Unidos.

Alfredo Marcial Chirinos Azuaje y Aryenis Torrealba, ex gerente de Operaciones Especiales y ex gerente general de Operaciones de crudo, habrían “suministraron datos sobre las operaciones” y “capacidad logística” de Pdvsa, así como la “actividad de venta y comercio del petróleo venezolano”, reseñó la agencia española de noticias Efe.

Se señala que estas detenciones son parte de las decisiones de la nueva comisión de reestructuración de la industria petrolera.

Por Erika Hidalgo López

Comments

Comments are closed.