Un algoritmo de Inteligencia Artificial(IA) ha creado y registrado para el dominio público todas las combinaciones de melodías musicales posibles -más de 68 millones- con el fin de acabar con las demandas por derechos de autor.

Son muchos los casos en los que un artista ha sido condenado a pagar por haber plagiado una melodía, aunque lo hubiera hecho sin saberlo. Un ejemplo de ello es el de George Harrison con My Sweet Lord debido a las similitudes con He’s so fine de The Chiffons.

El problema según Riehl es que solo puede existir un número finito de melodías, por lo que con cada nueva canción es más probable escribir una melodía ya existente. Por ello, como ha explicado durante una charla TEDx, el abogado, músico y programador Damien Riehl ha desarrollado un algortimo para escribir cada melodía musical posible.

Este algoritmo tiene la función de producir cada melodía de 12 notas escrita o que se pueda escribir, utilizando una octava de notas musicales. La IA utiliza la técnica de la “fuerza bruta”, es decir genera todas las combinaciones posibles mezclando todos los caracteres.

Cada melodía creada por la IA, se registra en la página web y sus derechos pasan a ser de Creative Commons Zero. Todos los trabajos que estén bajo este documento están dedicados al dominio público, por lo que su autor renuncia a cualquier tipo de derecho sobre su obra.

Como resultado, el algoritmo generó un total de 68 millones de melodías, que ahora están disponibles de forma gratuita y para todo el mundo en allthemusic.info.

Agencias.

Comments

Comments are closed.