El analista petrolero Luis Oliveros asegura que la Opep está entrampada con sus propios recortes, por lo que el mercado no espera más ni menos. Estima además que la situación podría empeorar y obligar más adelante a una nueva reducción de la oferta de crudo

“La Opep se entrampó con sus recortes de producción y el mercado espera que la decisión de la reunión de esta semana en Viena se mantenga en línea con esa, su única estrategia, con la que esperan hacer repuntar los precios del crudo”, dijo a Sumarium, el economista y analista petrolero, Luis Oliveros.

Para mañana está previsto un encuentro extraordinario de los miembros de la Opep. Se espera que la decisión que se tome saque del mercado 1 millón de barriles por día (bpd) adicionales a los 1,2 millones ratificados en diciembre pasado, con el apoyo de Rusia.

La medida, presionada por la propia Arabia Saudita, intenta contener los embates que está generando la propagación del coronavirus a la economía global. En el caso de los países productores de crudo, la intención es frenar la caída de los precios, y capear el agresivo retroceso de la demanda del hidrocarburo. Reportes de publicaciones especializadas reseñan que las cotizaciones del petróleo se han hundido en lo que va del año debido a los temores de que el brote de coronavirus pueda presionar la demanda. El crudo Brent, marcador del mar del norte, ha perdido 21% y el WTI en Estados Unidos ha descendido casi un 23%.

Mientras tanto, los futuros del Brent cerraron con un retroceso de 4 centavos, a US51,86 el barril, tras una sesión volátil. El WTI, en tanto, ganó 43 centavos, a US47,18 el barril. El Comité Técnico Conjunto (JTC) recomendó a principios de febrero que extender ajustes voluntarios de producción bajo el proceso de “Declaración de Cooperación” hasta el final de 2020 y proceder con un ajuste adicional hasta el final del segundo trimestre de unos 600,000 bpd, reseño la Opep. Sin embargo, la diseminación del coronavirus no había crecido a los actuales niveles.

Rusia se deslinda

Pese al lobby de los saudíes, pareciera que Rusia está renuente a asumir más compromisos de reducir producción. Un reporte de Reuters, citando a The Wall Street Journal, señala que Rusia se opone al plan de Arabia Saudita de profundizar los recortes de producción en más de 1,2 millones de barriles por día en el marco del grupo OPEP+.

“Hasta el momento, Rusia había dicho que podría estar a favor de extender los recortes actuales, que expiran en marzo, pero que sería difícil que pudiera respaldar una rebaja más profunda”, indicó el medio.

Oliveros sostiene que no todos los países de la Opep están contentos con seguir podando la producción. Y en el caso de Rusia que es un aliado importante de las últimas decisiones de la Opep en materia de recorte, atraviesa una situación económica compleja. Rusia necesita precios estables, pero estima que no puede seguir contrayendo su bombeo.

Oliveros piensa que Moscú podría estar analizando la conveniencia de que, pese a los precios, le resulta más rentable liberar 1 millones de bpd, en lugar de mantenerlos en capacidad cerrada. Al parecer Moscú no está del todo cómodo con sus aliados petroleros. Para Oliveros “los rusos se están comenzando a molestar y no están viendo que esa sea la mejor alternativa de cara a los problemas que hay en el mercado”.

No todos quieren recorte

El analista consultado por Sumarium asegura que la situación de varios países de la Opep, ha llevado al organismo petrolero a manejarse con la sola estrategia de recortar producción. “Y es seguro que no todos en la Opep están de acuerdo con esa política. Muchos quisieran estar produciendo más”, apuntó.

Oliveros recuerda el caso de Ecuador, que salió del bloque petrolera en enero pasado. “Ecuador que necesita subir su producción, y creer en materia económica decidió salirse igual que Qatar.

El shale crece gracias la Opep

Con las políticas de recortes implementadas por la Opep, y tratar de mantener un cierto nivel de precios al alza, los más beneficiados han sido los productores de Shale y otros productores costosos.

Se trata de una acción cantada que ya no genera sorpresas. Oliveros sostiene que el mercado asume de antemano que la Opep va a recortar producción, y que “va a seguir haciendo las cosas medianamente igual a como las ha estado haciendo. Y pese a que el nivel de precios se ha mantenido estable, no ha logrado subir el precio del crudo”, opinó.

Además del coronavirus y la destrucción de la demanda energética, según el analista las cosas pueden ponerse peor. “Las cosas solo vayan a empeorar en lo que resta del año, y van a tener que seguir recortando producción, sino la sobreoferta va a crecer y va a ser mucho mayor”.

Por: Erika Hidalgo López

Comments

Comments are closed.