“Nuestra cruzada es porque los venezolanos puedan elegir su destino en unas elecciones presidenciales de manera libre, justa y transparente”, manifestó Juan Guaidó, reconocido presidente interino de Venezuela por más de 50 países.

Durante una entrevista ofrecida a El Economista, indicó que “no están cerrados a ninguna posibilidad que nos permita llegar a un proceso electoral libre”.

Asimismo, acotó que México es, por su peso económico y su larga influencia en Hispanoamérica, “un país muy importante para nosotros. Creo que puede tener un papel muy constructivo para facilitar la transición a la democracia en Venezuela, tal como hizo en el Grupo Contadora para ponerle fin a la guerra civil en Centroamérica”.

A continuación la entrevista completa:

  • Lo reconocen más de 50 países como presidente de Venezuela, ¿cree que usted le está ganando la partida a Nicolás Maduro bajo el ángulo geopolítico?

Esto no se trata de una disputa de carácter personal sino de la defensa de valores tan caros para nuestra región latinoamericana como es la democracia. Nuestra cruzada es porque los venezolanos puedan elegir su destino en unas elecciones presidenciales de manera libre, justa y transparente. En ese esfuerzo hemos logrando congregar una alianza internacional por la democracia inédita; 58 países, 58 democracias que entre todas suman más de 70% del PIB mundial. Es un peso enorme.

  • Maduro intentó contratar empresas cabilderas en Washington para sortear sanciones económicas. Por lo visto no lo ha logrado. ¿Sabe usted algo al respecto?

Desde enero del 2017, Maduro ha gastado mucho dinero para acercarse al presidente Trump. En esa ocasión por medio de Citgo, la filial de Pdvsa en Estados Unidos, donó 500,000 dólares para el comité que organizó su toma de posesión. Antes y después su régimen ha contratado lobbies y efectuado todo tipo de donaciones monetarias. Sus agentes siguen operando en ese país y Europa con el mismo propósito.

  • ¿Cuál es el balance de su gira por Estados Unidos y Europa?

Muy exitosa. No hay duda. Se ha renovado el apoyo a la lucha por redemocratizar a Venezuela y se ha expuesto el carácter criminal de la dictadura y su aislamiento.

  • Dice el embajador venezolano reconocido por Estados Unidos, Carlos Vecchio, que el presidente Trump va cinco pasos adelante del resto de la administración. ¿Qué le pidió usted al gobierno de Trump?

No le hice ninguna solicitud específica al presidente Trump. Lo que sí hice fue responderle muchas de sus preguntas, manifestó mucho interés por la situación interna de Venezuela, incluso a nivel de detalles. Y también nos expresó en privado mucho compromiso con nuestro esfuerzo. Seguramente él quiere hacer más que lo que ha hecho en el caso de Venezuela pero las dificultades políticas y la burocracia hacen todo más lento.

  • En sus reuniones con el secretario de Defensa, Mark Esper; el de Seguridad, Robert O’Brien, y el asesor del presidente para América Latina, Mauricio Claver-Carone, ¿qué tipo de estrategias analizaron con las que podrían debilitar más a la dictadura de Maduro?

La estrategia planteada es la de la presión, renovar la presión política y financiera sobre los resortes que sostienen la dictadura. Sin pausa, sin tregua. Dentro y fuera de Venezuela. No nos cerrarnos a ninguna posibilidad que nos permita llegar a un proceso electoral libre.

  • Maduro prometió a los rusos arrebatarles el control de la Asamblea Nacional. El 5 de enero lo intentó, pero no pudo. ¿Existen condiciones para unas elecciones legislativas?

No existen condiciones en Venezuela para un proceso electoral auténticamente libre. No con partidos y candidatos inhabilitados, con diputados perseguidos, exiliados y detenidos sin proceso judicial alguno y en medio de una represión generalizada. Estamos luchando precisamente para que se efectúen elecciones presidenciales libres, justas y transparentes con supervisión internacional calificada.

  • México dejó de participar de manera activa en el Grupo de Lima. El gobierno del presidente López Obrador, hasta cierto punto es equidistante, pero ofrece diálogo. ¿Esta postura le conviene a Maduro?

Quiero ser muy respetuoso con la posición del actual gobierno mexicano. México es, por su peso económico y su larga influencia en Hispanoamérica, un país muy importante para nosotros. Creo que puede tener un papel muy constructivo para facilitar la transición a la democracia en Venezuela, tal como hizo en el Grupo Contadora para ponerle fin a la guerra civil en Centroamérica.

  • Si España, México y Argentina presentaran un nuevo plan de diálogo entre ustedes y Maduro, ¿lo aceptarían?

Las fuerzas democráticas venezolanas hemos participado en esfuerzos de diálogo, negociación y acuerdo en varias oportunidades con el régimen de Maduro. Lo hemos hecho dentro y fuera del país, de manera privada, y también públicamente. Solos y con acompañamiento internacional. La consecuencia invariablemente en todos esos procesos ha sido la misma: el incremento de la represión. Al final de cada proceso de diálogo hay más presos políticos y menos derechos para los ciudadanos venezolanos. Es decir, una situación en la cual Maduro no sólo no cede nunca en nada, sino que además aprovecha esa circunstancia para blindar aún más la dictadura. Como se comprenderá, nosotros no podemos prestarnos a una nueva maniobra de ese tipo. Sin embargo, nosotros no nos cerramos nunca a una salida política. En este momento es para presionar por elecciones presidenciales libres.

  • ¿El apoyo de Rusia, Cuba y China es suficiente para que Maduro siga en el poder?

Definitivamente no, y creo que hay que matizar ese cuadro. El gobierno de la República Popular China ha dado a Maduro un tímido respaldo diplomático, pero nada más. Desde el 2016 no le ha renovado un solo préstamo, se ha limitado a asegurarse el cobro de sus deudas. Los chinos son totalmente conscientes de la corrupción generalizada, la ineptitud y la inviabilidad del régimen de Maduro. El gobierno de Cuba por su lado ha sido un factor importantísimo en entronizarlo en el poder, tiene mucha influencia por sus asesores en áreas claves, pero tiene poca capacidad real para sostenerlo como sí podría tener Rusia. El gobierno de éste país sí ha sido fundamental para evadir la sanciones contra el régimen y sus personeros.

Comments

Comments are closed.