La apertura de los archivos vaticanos sobre el Pontificado de Pío XII, que se ha hecho efectiva este lunes 2 de marzo, permitirá consultar la serie de archivos denominados ‘Judíos’, que constan de 170 fascículos y que contienen las historia de 4.000 nombres, la mayoría de católicos de ascendencia judía, pero también judíos.

Entre esos nombres, según informa Vatican News, hay personalidades como el joven investigador Paul Oskar Kristeller, un hombre de fama mundial por sus estudios humanísticos. Según los documentos, Kristeller se dirigió a la Santa Sede, aunque el compromiso dado para su vuelo de Europa a los EE.UU. permanece oculto/desconocido en su expediente.

Asimismo, aparece Tullio Liebman, considerado el fundador de la ‘Escuela Procesualista de São Paulo’ y en la posguerra un profesor de fama mundial en las Universidades de Pavía, Turín y Milán. Según señala Vatican News, fue ayudado y fundó, gracias al compromiso de los colaboradores cercanos de Pío XII, la ruta de escape hacia América del Sur.

Según ha indicado el arzobispo Paul Richard Gallagher, secretario de Relaciones con los Estados, en una entrevista con el portal vaticano, estos documentos demuestran Pío XII no calló ante el genocidio nazi y que cumplió acciones concretas para tratar de responder “a las peticiones de ayuda” que lanzaron las comunidades en peligro.

“Los documentos mostrarán los esfuerzos realizados para tratar de responder a las peticiones de ayuda para la salvación de los perseguidos y los necesitados con sus vidas en peligro”, ha apuntado.

Tras más de diez años de trabajo, el Archivo Vaticano ha diseñado para esta ocasión un software que convierte el documento original en un fascículo digitalizado, que a su vez se interconecta con un inventario. En total se trata de 1,3 millones de documentos digitales, que corresponden a los primeros 10 años (1939-1948) y que se irán completando progresivamente con más de otros 700.000 documentos. De hecho, el material completo perteneciente al pontificado de Pío XII consta de unos 2 millones de papeles.

Además, el Archivo Vaticano guarda otros documentos que contienen otras solicitudes de personas perseguidas por el régimen de Hitler que necesitaban asistencia médica, o alimentos, o algún tipo de ayuda práctica para parar el avance del Tercer Reich.

“La figura del Papa emerge en toda su grandeza, como defensor de la humanidad y como un auténtico pastor universal. Pacelli era un diplomático valiente. Como Papa mostró una caridad ilimitada, no siempre entendida y compartida incluso dentro de los muros del Vaticano”, ha añadido Gallagher.

Por su parte, el responsable de los archivos de la Secretaría de Estado, Johan Ickx, ha incidido en que lo importante para los estudiosos es que los documentos se hayan digitalizado porque se permitirá a 20 investigadores consultarlos a la vez. Ese precisamente es el límite diario de investigadores que podrán acceder a los archivos. “Los documentos destacarán cuántos y qué esfuerzos se hicieron para salvar a los perseguidos”, ha afirmado Ickx, al tiempo que ha avisado de que “la oposición de muchos Estados a abrir fronteras a muchos necesitados será igualmente evidente”.

Agencias.

Comments

Comments are closed.