Venezuela no está preparada para afrontar la posible llegada del coronavirus. Los expertos consultados por Efe son rotundos en su afirmación: la carencia de medicamentos e insumos, las dificultades del sector público de salud y la falta de centros de diagnóstico son motivos que desalientan ante esta posibilidad.

Pese a que el Gobierno ha ampliado la vigilancia epidemiológica, según explicó la semana pasada el ministro de Salud, Carlos Alvarado, es insuficiente para afrontar la eventual entrada de este virus en el país, ya que requiere de unas medidas muy estrictas con las que no cuenta Venezuela, en opinión de los médicos infectólogos Julio Castro y Jaime Torres.

EXPERTOS VS. GOBIERNO

Mientras el Ejecutivo de Nicolás Maduro pretende tranquilizar a la población con la activación de un “centro de operaciones de emergencias en salud” y de “un comité nacional de bioseguridad para estudiar todo el tema que tiene que ver con el manejo del coronavirus”, los expertos aseguran que el protocolo es insuficiente.

Además, el Gobierno mantiene activado un sistema de vigilancia epidemiológica en cinco aeropuertos internacionales desde el mes pasado, tiempo en el que “se ha hecho seguimiento a pacientes hasta ahora procedentes de China (donde se originó la epidemia)” y por el momento “ninguno de ellos ha desarrollado síntomas”, aseguró Alvarado.

Pero según explicó el médico infectólogo Castro a Efe, no es suficiente, ya que “es un tema grueso, porque implica entrenamiento de recursos humanos, insumos, medicamentos, información, sistema de vigilancia y notificación (de casos). El ministro dijo que hay equipo técnico para el diagnóstico, pero esa no es toda la preparación”.

Por su parte, el doctor Torres no duda de que haya kits de detección en Venezuela, pero repara en el problema de que no hayan muchos centros de diagnóstico preparados y en “las dificultades del sector público de salud, capacidad de hospitales, capacidad de prestar servicios”.

VENEZUELA, ENTRE LOS PAÍSES PEOR PREPARADOS

Castro se cuestiona cuántos médicos del sistema de salud venezolano están preparados para diagnosticar, hacer las medidas de aislamiento o protección de los equipos y mide a Venezuela por los reportes internacionales donde se calcula el índice de preparación de un país según sus indicadores de resultado: “Estamos entre los últimos del mundo”.

Torres va más allá y amplía la escasa preparación a “gran parte de los países de la región latinoamericana”, que “no están preparados para la llegada del coronavirus, y eso incluye a Venezuela”.

“La única manera de contener al virus y evitar que se propague es con medidas muy estrictas, muy masivas, con participación de la población, autoridades de salud y seguridad que no son fáciles de implementar”, dice el doctor, quien considera que el país caribeño no está capacitado para afrontar una epidemia de estas características.

EL CORONAVIRUS EN LATINOAMÉRICA

En Latinoamérica, los casos de coronavirus, sospechosos o confirmados, aún se cuentan con los dedos de una mano y en Venezuela todavía no se ha reportado ninguno.

El primer afectado en la región se registró en Brasil, donde ya hay dos casos, lo que prendió las alarmas en Venezuela e impulsó la vigilancia de los puertos internacionales y pasos fronterizos, y llevó al Gobierno a tranquilizar a la población anunciando que el país cuenta con kits de detección del virus.

Luego se detectaron cuatro casos en México y este fin de semana se alertó de la presencia de una nueva persona infectada en Ecuador y otra en República Dominicana, ambos casos provenientes de España e Italia respectivamente.

SIN DATOS OFICIALES

Ambos infectólogos, Castro y Torres, destacan que uno de los problemas es que no hay información oficial con respecto a ninguna enfermedad en Venezuela, ya que no se ha publicado el Boletín Epidemiológico desde 2017.

“Hay datos de algunas enfermedades que se reportan a las autoridades de salud regionales y eso va a la Organización Panamericana de Salud, pero en Venezuela no hay cifras”, explica Torres a EFE.

El precedente que se tiene son las anteriores epidemias de zika y chikungunya, ambas enfermedades que se diseminaron con fuerza por América Latina.

“En esas otras epidemias no sabíamos los casos. El Gobierno venezolano hizo notificación oficial muy tardía. Hubo unos pocos miles de casos, alrededor de 2.000, que fueron los que dieron positivo por examen de sangre. Nuestros cálculos es que pudo haber alcanzado al 20-25% de la población”, apunta Castro.

¿UNA GUERRA BIOLÓGICA CONTRA CHINA?

Durante una reciente actividad de Gobierno transmitida en cadena nacional de radio y televisión, Maduro señaló que “hay muchos análisis en el mundo que demuestran que el coronavirus puede ser una cepa creada para la guerra biológica contra China (…) y contra los pueblos del mundo”. Venezuela, aseveró, “cuenta afortunadamente” con un plan para enfrentar “este ataque”.

Sin embargo, no detalló a qué análisis se refiere y, en caso de existir, las palabras del presidente no confirmarían más que “puede ser…”, quedando en el aire una posibilidad que deja abierto un gran interrogante.

CIFRAS GLOBALES

A la fecha se reportan 86.900 casos, 573 nuevos en China en las últimas 24 horas, todos provenientes de la zona de Wuhan.

En Italia, se han notificado hasta el momento 1.128 casos, casi todos en la franja norte del país y su incidencia es relativamente alta, ya que en el mismo periodo de tiempo no se llegaron a alcanzar esos datos en China.

En Corea hay más de 3.500 casos y en Irán cerca de 600, mientras que en Japón existen 239 detectados.

En Singapur hay 102 casos pero la incidencia es mayor que en otros países al ser su población menor en número. EFE

Comments

Comments are closed.