El expresidente de la estatal petrolera venezolana Pdvsa durante la era de Hugo Chávez, Rafael Ramírez, se refirió este domingo en su artículo semanal a la instauración de la violencia “como política de Estado” del madurismo.

“Lo primero que es importante entender, es que asistimos a un proceso de restauración plena del capitalismo en Venezuela, (…) acabando con la obra del gobierno del presidente Chávez“, expresó Ramírez.

Indicó que la muerte de Chávez abrió “las puertas a la única manera de detener el avance de la Revolución Bolivariana: la traición y el ascenso al poder de la contrarrevolución agazapada en el seno de las propias fuerzas que apoyaron” al finado exmandatario.

“Solo ellos, el madurismo, el ‘chavismo sin Chávez’ y la ‘derecha endógena’, eran capaces de frenar la marcha de la revolución y retrogradar todo para llevarnos a una crisis peor que la que dio pie al ‘Caracazo’ del 27 de febrero de 1997 o al 4 de febrero de 2002”, agregó.

En tal sentido, destacó que el papel de Maduro ha sido “derrotar al chavismo, acabar con la revolución bolivariana y restablecer el sistema de dominación”.

“Es por y para ello, que el gobierno ha instaurado la violencia, como un política de Estado“, aseveró.

Para leer el artículo completo, pulse AQUÍ.

Comments

Comments are closed.